Hacker delató al soldado que filtró documentos a Wikileaks ante "gravedad del caso"

Por

El hacker colomboestadounidense Adrián Lamo aseguró hoy que delató al soldado Bradley Manning, acusado de ser la fuente que filtró a WikiLeaks cientos de miles de documentos secretos del Gobierno de EE.UU., ante la gravedad de los hechos y al considerar que se estaba “poniendo a muchas personas en peligro”.



Lamo hizo esta revelación en una entrevista que publicó hoy la edición electrónica del diario colombiano El Tiempo. 

Este joven de 29 años, quien vive en Boston (EE.UU.) y pasó algunos años de su vida en Colombia, país de donde es su padre, se dio a conocer como “hacker” cuando en febrero de 2002 se infiltró en la base de datos del diario estadounidense The New York Times, Yahoo, Google y Microsoft.



Y en mayo de 2010 reveló a las autoridades que el soldado Manning había filtrado miles de datos a WikiLeaks, una web fundada por el australiano Julian Assange, que puso en graves aprietos al Gobierno de Estados Unidos al publicar más de 250.000 documentos secretos del Departamento de Estado.



En la entrevista, Lamo asegura que Manning lo contactó a través de mensajes encriptados y que no tiene idea de las razones por las cuales le contó sobre la filtración.

 “Quizá porque pensó que yo sería solidario con su caso, que podía apoyarlo y ayudarlo a bajar todos esos archivos. Estaba involucrado en la filtración de documentos más grande en la historia del espionaje, pero no tenía con quién hablar y me escogió a mí”, dice Lamo.

Inicialmente, Lamo no delató a la persona que filtró los documentos, pero, explicó, cuando se dio cuenta del alcance de los hechos entonces cambió de decisión, entre otras razones porque esas filtraciones eran a extranjeros.

 En los últimos meses Wikileaks ha hecho tres grandes filtraciones, una sobre documentos de la guerra de Afganistán, otra sobre Irak y, la más reciente, de notas diplomáticas estadounidenses, que puso a ese país en una situación más comprometida en el exterior.

 “Cuando me dijo que le estaba entregando cientos de miles de documentos a una gente en el extranjero me di cuenta que estaba poniendo a muchas personas en peligro, comprometiendo sus operaciones en el terreno. Si no hubiera actuado, cada noche de allí en adelante me habría acostado pensando que quizá alguien estaba siendo asesinado por mi culpa”, aseveró Lamo a El Tiempo.

Y agregó que no siente remordimiento por haber delatado al soldado porque la decisión fue tomada de acuerdo con “la gravedad del caso”.

 “A cada rato se me han acercado ‘hackers’ que pude haber delatado y no lo hice. Manning fue el primero y, espero, el único”, insistió.



Para Lamo, el propósito de WikiLeaks ha pasado de revelar documentos secretos “a ser la plataforma para la agenda política de Julian Assange”.

Fuente: EFE
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo