Argentina encuentra "shale gas" y se suma a fiebre de gas no convencional

Por

Argentina se contagió de la fiebre mundial por la búsqueda y la producción de gas no convencional, al anunciar hoy el hallazgo de grandes reservas de este recurso, para cuya extracción deberá destinar millonarias inversiones.

El hallazgo fue realizado por la petrolera YPF, controlada por el grupo español Repsol, que ya acordó asociarse con la brasileña Vale do Río Doce para desarrollar y extraer parte del gas descubierto, con una inversión de 5.000 millones de dólares.

“Esto va a sostener el crecimiento del país”, destacó la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien subrayó que gracias al volumen enorme de gas no convencional hallado en los Estados Unidos, ese país ha dejado de importar el fluido, un anhelo para el país suramericano, hoy dependiente del gas que compra a Bolivia.

La revolución por la búsqueda de este tipo de hidrocarburo es de escala global y se ve incentivada a medida que maduran y se agotan los tradicionales yacimientos de gas y petróleo y de que crecen las presiones para sustituir el consumo de carbón por un combustible menos contaminante.

Existen tres grandes fuentes de gas no convencional: el “tight gas” o gas de arenas compactas, el “shale gas” o gas de esquisto y el “coal bed methane”, metano proveniente del manto de carbón.

El “shale”, uno de los tipos de reservas halladas en Argentina, se encuentra en reservorios de arcilla compacta y precisa de tratamientos de estimulación por fractura hidráulica para su producción.

A pesar de su compleja y costosa extracción, este tipo de reservorios tiene una importancia creciente debido a los grandes volúmenes de gas contenidos en ellos.

Estados Unidos encabeza la producción comercial de “shale gas” a nivel mundial, que comenzó a finales de la década de los ochenta.

Actualmente, la producción estadounidense de gas no convencional representa el 46 por ciento del total de gas que extrae ese país y la fiebre de perforaciones le ha permitido incorporar reservas de gas no convencional cercanas a los 1.200 trillones de pies cúbicos (TCF), suficientes para cubrir la demanda de consumo de esta nación por medio siglo.

Según datos de la Agencia Internacional de Energía, las reservas mundiales de gas no convencional serían de 31.800 TCF, de las cuales cerca de 13.000 TCF serían recuperables técnicamente.

El éxito logrado por los Estados Unidos en este segmento del mercado gasífero ha motivado las exploraciones en todo el globo.

Canadá inició la producción de “shale” en 2005, en tanto que China comenzó las actividades de perforación el año pasado.

En tanto, la Unión Europea selló el mes pasado un acuerdo con Estados Unidos para cooperar en la exploración de gas de esquisto en territorio europeo, donde de hecho varias petroleras estadounidenses ya tienen en marcha proyectos de búsqueda en asociación con compañías locales.

Según expertos, como el director ejecutivo de British Petroleum, Tony Hayward, hay “probabilidades” de hallar nuevas fuentes de gas no convencional en áreas como Europa central, Oriente Medio y el sudeste asiático, “sitios donde hay grandes bases sedimentarias”.

En Argentina, los primeros estudios sobre la posibilidad de obtener gas no convencional se iniciaron en 2006 en la cuenca Neuquina (suroeste).

Precisamente, YPF perforó su primer su primer pozo de “shale” en Loma La Lata a finales de junio pasado y ya había puesto en marcha otros pozos de “tight” en ese yacimiento, el mayor de Argentina, en la cuenca Neuquina.

Según lo anunciado hoy, la primera campaña de exploración de “thight” dio como resultado el hallazgo de 4,5 TCF, descubrimiento con el que “YPF pasó de tener 6 años de expectativa de reservas en gas a 16 años”, destacó el vicepresidente ejecutivo y director general de la petrolera, Sebastián Eskenazi.

En otro sector del yacimiento, se encontraron importantes cantidades de gas rico en propano y petróleo liviano de alta calidad dentro de reservorios tipo “shale” de “condiciones similares a las cuencas productivas de los Estados Unidos”, según YPF.

De acuerdo a datos oficiales, existe otra veintena de proyectos en danza para explorar gas no convencional en el país, inversiones millonarias de riesgo que el gobierno argentino y también el de la provincia de Neuquén han comenzado a incentivar con mejores precios que los que rigen para la producción de gas natural convencional. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo