Gendarme héroe se mojó para entrar a salvar a los reos: Sacó a 5 y está grave

Por

El gendarme Juan Muñoz estaba de turno en la Cárcel de San Miguel cuando una alerta de riña llegó desde la Torre 5, en el cuarto piso del centro penitenciario.

Como el aviso, en primera instancia, no tenía que ver con un incendio, el funcionario fue hasta el lugar sin la ropa adecuada para atender la emergencia.

Al llegar, se encontró con las llamas, mientras un grupo de cinco reos pedía ayuda. En cosa de segundos tuvo que decidir qué hacía. Su iniciativa lo convirtió en héroe.

“Los propios privados de libertad que estaban en el norte del piso aluden a que los cinco que se salvaron de esa parte sólo lo hicieron gracias a un cabo de Gendarmería que se mojó entero y subió en condiciones de autoinmolación para salvar a los presos”, comentó más tarde Lorena Fries, del Instituto de Derechos Humanos (IDH).

El cabo al que se refería era Juan Muñoz quien está siendo atendido en el Hospital de Carabineros y está con lesiones en la vía respiratoria. “Está con apoyo de oxígeno, y le manifesté de parte de los internos, porque así me lo pidieron, que le diera las gracias en reconocimiento por la labor que había realizado”, agregó Fries.

Esto demuestra que “las condiciones penitenciarias también afectan al personal de Gendarmería”, reflexionó la jurista, que añadió que “las personas privadas de libertad sólo tienen conculcado su derecho de libertad de movimiento, por lo tanto, toda la gama de derechos humanos que no es ese debiera estar garantizada”.

“Los derechos humanos son para todos, no sólo para las personas buenas o las personas dignas”, finalizó Fries, reflexionando además que “no se pueden solucionar los conflictos sociales metiendo a la gente a la cárcel”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo