El hombre que cayó a la cárcel de San Miguel por ahogar sus penas en alcohol

Por Natalia Heusser

Juana y su familia se enteraron de la tragedia de la cárcel de San Miguel por las no­ticias en la televisión. Inmediatamente se dirigieron al lugar para buscar a su hermano Marcelo Vega Muñoz, quien llevaba sólo un mes en el recinto penal. Era la primera vez que este hombre de 37 años caía preso, y no precisamente por hurto o robo por vio­lencia, sino por no ­p­a­gar tres multas que tenía por in­gesta de alcohol en la vía pública.

Según cuenta Juana a Pu­blimetro, su hermano co­men­zó a beber hace unos 9 años cuando lo dejó una mujer. “Cayó al trago cuan­do su ex pa­reja lo abandonó. Nunca se recuperó y de ahí que vive curado”.

En total eran tres partes que acumulaba por ebriedad y que se rehusó a pagar. “Yo lo te­nía castigado, por eso no lo fui a ver a la cárcel. Le di­je que solucionara el tema de los partes, pero no lo hi­zo”, dijo esta mujer, quien se arrepiente por no haber to­­­mado comunicación en este mes con Marcelo, aunque agradece que se encuentre con vida.

Hoy, este ex feriante está grave, pero fuera de peligro de muerte en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública o comúnmen­te llamada Pos­ta Central. La mayoría de sus quemaduras, según in­dicaron, son in­ternas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo