Condenan a diez años de cárcel a apropiadores de niña durante dictadura argentina

El proceso que comenzó en 1985 llegó a su fin con acusaciones de la mujer, hoy de 33 años, por impedirle conocer su verdadera identidad.

Por

Un tribunal argentino condenó hoy a diez años de prisión a un cantante de tangos y un marino retirado por apropiarse de la hija de una pareja de desaparecidos durante la dictadura argentina.

Omar Alonso y Juan Carlos fueron declarados culpables por el Tribunal Oral Federal 1 de la Plata, de los delitos de “retención, sustracción, ocultamiento de un menor y alteración del estado civil” de María Natlia Suárez Nelson, aseguraron las fuentes.

Las penas dadas por el tribunal son mucho menores de las que había pedido la Físcalía, que solicitaba 20 años de cárcel para ambos acusados, mientras que la querella representada por las Abuelas de la Plaza de Mayo querían 25 años para Herzberg y 19 para Alonso.

El proceso que comenzó a fines de noviembre, fue le primero en revelar la apropiación de un bebe nacido en cautiverio en un centro ilegal de detención durante la dictadura argentina.

En la primera audiencia la joven, hoy de 33 años, que fue víctima de este delito cuyo caso se esclareció con métodos de identificación genética, acusó a Alonso de obstaculizar el proceso para conocer  su verdadera identidad.

Natalia supo que no era hija biologica de Alonso y de su esposa María Luján, cuando tomaron por primera vez detenido a su supuesto padre.

La mujer, hija de María Corvalán y Mario Suárez Nelson, miembros de Montoneros, grupo de izquierda peronistas apresados y desaparecido durante la dictadura, acusó a alonso de “esconder las citaciones judiciales” para someterse a los éxamenes y biológicos, pero desligó a su madre adoptiva al asegurara que siempre le ayudo a “encontrar la verdad”.

Al prestar declaración el padre adoptivo dijo desconocer que era hija de desaparecidos.

El caso se abrió en 1985 cuando la familia adoptiva armó un relato ficticio sobre el nacimiento de su hija y se opusieron a las percicias científicas para conocer la identidad de la niña.

En 1986 la familia emigró a Paraguay y siete años después Alonso fue detenido en una de sus visitas a La Plata, pero la Justicia provincial sobreseyó el caso por falta de pruebas.

En el 2003 la causa se reabrió y en el 2005 el Juez Arnaldo Corazza allanó la casa de los Alonso para extraer ADN de Natalia. Un año después conoció su verdadera identidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo