Alemania vive su peor caos aeroportuario por violento temporal

Miles de personas están atascadas en la terminal aérea y decenas de vuelos han sido cancelados

Por

Alemania vivió hoy su peor jornada de caos aéreo desde la irrupción, el jueves por la noche, del temporal de nieve y viento que está azotando toda Europa, con centenares de cancelaciones en los aeropuertos y retrasos generalizados.

El aeródromo de Fráncfort (oeste de Alemania), el de mayor tráfico de la Europa continental, registró graves problemas y Fraport, la empresa gestora, señaló a última hora de la tarde que alrededor de 650 vuelos, el 50 por ciento de los 1.317 programados, habían sido cancelados.

Ésta es la peor cifra de los últimos tres días en Fráncfort, tras las 560 cancelaciones del viernes (un 40 por ciento) y las más de 270 del sábado (un 21 por ciento).

Fraport añadió que las terminales están “llenas de pasajeros” atrapados, algunos con más de 48 horas de espera acumulada, y reconoció que el sábado se tuvieron que habilitar camastros para las casi mil personas que pernoctaron en el aeropuerto.

Los retrasos y cancelaciones, sostuvo Fraport, no se deben sólo a las consecuencias del temporal en Fráncfort, sino también a las complicaciones experimentadas en otros aeropuertos de Alemania y Europa.

No obstante, la policía aseguró que no se han vuelto a repetir en este aeropuerto los incidentes violentos que se registraron el sábado en una de las largas colas de pasajeros afectados frente a las oficinas de reclamaciones.

La situación en otros aeropuertos alemanes es igualmente precaria: Hannover (noroeste) tuvo que cerrar durante una hora para retirar la nieve de la pista, Múnich (sur del país) anunció unas 50 cancelaciones y Hamburgo (noroeste) más de 40.

Por su parte, la situación en la red de carreteras sigue registrando complicaciones por la acumulación de nieve y las placas de hielo en la calzada, lo que ha provocado embotellamientos, tráfico lento y multitud de accidentes, con decenas de heridos de diversa consideración.

No obstante, la situación durante el fin de semana ha sido mejor que la del viernes, cuando se sumaron cientos de kilómetros de retenciones de automóviles, aunque la situación podría empeorar este lunes por las previsiones meteorológicas y el retorno de la actividad laboral.

Los retrasos son también habituales en los ferrocarriles alemanes, donde la compañía estatal Deutsche Bahn (DB) ha impuesto un límite máximo de velocidad de 200 kilómetros por hora para evitar accidentes y daños en la maquinaria.

La DB reconoció que está experimentando problemas de capacidad por la decisión de muchos viajeros de recurrir al tren en lugar de viajar en coche o avión.

El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) ha advertido que las precipitaciones en forma de nieve continuarán en las próximas horas y se prolongarán durante los primeros días de la semana que viene en diversos puntos de alemania, con especial incidencia en la mitad occidental.

Este fuerte temporal de nieve y viento denominado “Petra”, que entró el jueves noche por el noroeste alemán, ha obligado a activar la alerta roja en gran parte del país, y permanece para la toda la franja central del territorio y algunas áreas de montaña.

Alemania lleva casi tres semanas de forma prácticamente ininterrumpida bajo una capa de nieve, lo que está dificultando el tránsito rodado y el tráfico aéreo, ha cerrado centenares de colegio y dejado desabastecidas algunas gasolineras del centro del país. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo