Minero boliviano asegura que no recibe ayuda y que sobrevive con $230 mil al mes

Carlos Mamani se queja de su situación, que contrasta con la de algunos de sus compañeros de encierro. Gobierno de Evo Morales le prometió ayuda que aún no se materializa

Por

El boliviano Carlos Mamami, uno de los 33 mineros rescatados tras permanecer 69 días atrapados en la mina san José, se quejó de la pobreza en que vive y de la poca ayuda que ha recibido.

En declaraciones regogidas por LUN, Mamani explicó que vive de los casi 500 dólares (alrededor de 230 mil pesos) al mes que les paga una mutual de seguridad a los mineros involucrados en el accidente que el 5 de agosto los sepultó a más de 600 metros de profundidad en el yacimiento de la Región de Atacama.

El ex minero aseguró que está “cada vez más apretado” económicamente y que continúa viviendo en una choza sin agua de un suburbio de Copiapó. Contó, además, que acudió a la municipalidad de Copiapó para solicitar la entrega de un terreno donde levantar una casa, pero sólo le ofrecieron una vivienda de emergencia.

Tras su rescate el 13 de octubre, el presidente boliviano Evo Morales le ofreció un trabajo en su país. Pero el joven de 23 años y con una hija de un año y medio, no quiso referirse a esa oferta y comentó que su esperanza es obtener un trabajo en la película que se proyecta sobre la odisea de los 33.

El joven aseguró que no volvería a una mina porque le daría miedo, “aún tengo pesadillas”, y admitió haber cometido un error al no formular antes declaraciones a la prensa por las que algunos de sus compañeros de encierro recibieron dinero.

AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo