Españolas están obsesionadas con dar a luz la noche del 31 de diciembre

Por BBC

“Me he quedado muy sorprendida”, le dice a BBC Mundo María Jesús Balbás, una médico madrileña a quien por primera vez en sus 35 años de experiencia como obstetra algunas pacientes en su noveno mes le han consultado para ver si se puede adelantar el parto.

El motivo dista de ser médico: en la medianoche del próximo 31 de diciembre las parejas españolas que tengan un hijo dejarán de beneficiarse con el llamado “cheque bebé”.

Se trata de la ayuda de 2.500 euros (casi US$3.300) por bebé que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero inició en 2007 para fomentar el crecimiento de la población y ayudar a las familias.

Cuando la crisis arrecia, muchas españolas que están por parir hacen fuerza para que sus niños nazcan antes del 1 de enero y traigan el amable cheque bajo el brazo.

Pero para el director del Centro Nacional de Ecografía en Ginecología y Obstetricia (Cenego), Luis Mercé Alberto, el adelantar el parto “no tienen ningún tipo de sentido” y está totalmente “contraindicado si no hay motivos médicos”.

Aunque los protocolos médicos dicen que sólo por motivos de salud se debe adelantar un parto, esta “sería una nueva indicación, una indicación social”, dice Balbás, profesora de la Universidad del País Vasco, quien afirma que el pedido de sus pacientes le parece lícito desde el punto de vista social, aunque agrega que inducir un parto siempre supone un riesgo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo