Ollanta Humala busca alejarse de imagen de Chávez

Candidato nacionalista peruano le pide al presidente venezolano no meterse en las elecciones de su país.

Por

“Le pedimos al presidente Chávez que no se meta en la campaña electoral, porque esta la resolvemos los peruanos”. Las palabras firmes de Ollanta Humala, líder nacionalista y candidato a la presidencia del Perú, sorprendieron a los periodistas que acompañaban sus actividades de campaña en Ica, ciudad ubicada 300 kilómetros al sur de Lima. “Rechazamos que tengamos algún tipo de nexo con Venezuela o con Chávez. No necesito que me digan si soy o no un buen soldado”, remató.

Tal parece que Humala tiene la lección bien aprendida. Hace cinco años, cuando postuló por primera vez a la presidencia de la república, recibió abiertamente el apoyo de Hugo Chávez –incluso lo visitó en Venezuela– y se presentó como una pieza más del “eje boliviariano” que alrededor de la figura del presidente venezolano se estaba conformando con Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador. Entonces Chávez proclamó su total respaldo a Humala y criticó en duros términos a Alan García –contendiente del nacionalista peruano en la segunda vuelta presidencial del 2006–, quien finalmente ganó las elecciones.

Quedó claro que, antes que hacerle ganar votos, la cercanía de Humala al círculo chavista fue uno de los factores que debilitó su candidatura.

Por eso, en la actual campaña Humala ha tratado de marcar distancias con Chávez y presentarse como un político de izquierda moderada, más en la línea de Lula y Dilma Rousseff en Brasil. Sin embargo, hasta ayer no había sido tan tajante para trazar una línea divisoria con Chávez. ¿Qué pasó? Pues que en la víspera, desde Uruguay, el presidente venezolano había dicho que en el Perú estaban tratando de dañar la candidatura de Humala, a quien se refirió como “un buen soldado”.      

Más allá de las palabras, aún en el Perú se vincula la candidatura de Humala al chavismo bolivariano. Uno de sus grandes retos es convencer a los electores de que ha dado un viraje hacia posiciones más moderadas, que no estatizará empresas, no cambiará la Constitución y no buscaría la reelección indefinida. ¿Hasta qué punto lo está logrando? La respuesta se la darán los ciudadanos peruanos en las elecciones presidenciales del 10 de abril.

CIFRAS

En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú del 2006:

Ollanta Humala obtuvo 43,33% de los votos
Alan García obtuvo 48,14% de los votos

DICHOS

En la campaña presidencial del 2006, Hugo Chávez respaldó decididamente a Ollanta Humala y se enfrentó a Alan García. Le llamó “ladrón de siete leguas” y “lacayo insignificante”.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo