Papa destaca importancia de la "piedad"

Por

El Papa Benedicto XVI dijo este viernes que la piedad popular es una forma de expresar la fe de la Iglesia, pero advirtió de que existen ciertas formas desviadas de religiosidad popular que, lejos de fomentar una participación activa en la Iglesia, crean más bien confusión.

El pontífice así lo manifestó en el discurso que dirigió a los participantes en la sesión plenaria de la Pontificia Comisión para América Latina, que se ha reunido estos días en el Vaticano para analizar la “incidencia de la piedad popular en el proceso de evangelización de América Latina”.

El obispo de Roma recordó su visita a Aparecida (Brasil, 2007) y que allí los obispos latinoamericanos presentaron la piedad popular como un espacio de encuentro con Jesucristo y una forma de expresar la fe de la Iglesia.

Por tanto, agregó, no puede ser considerada como algo secundario de la vida cristiana.

El papa Ratzinger señaló que esa expresión sencilla de la fe tiene sus raíces en el comienzo mismo de la evangelización de América aquellas tierras y tras señalar la obligación de la Iglesia de “purificar” lo que sea necesario de la misma, aseguró que para llevar a cabo la nueva evangelización en ese continente “no se pueden dejar de lado las múltiples demostraciones de la piedad popular”.

“Todas ellas, bien encauzadas y debidamente acompañadas, propician un fructífero encuentro con Dios”, agregó el papa, que insistió en que la fe tiene que ser la fuente principal de la piedad popular, “para que ésta no se reduzca a una simple expresión cultural de una determinada región”.

“No se puede negar, sin embargo, que existen ciertas formas desviadas de religiosidad popular que, lejos de fomentar una participación activa en la Iglesia, crean más bien confusión y pueden favorecer una práctica religiosa meramente exterior y desvinculada de una fe bien arraigada e interiormente viva”, advirtió.

Benedicto XVI añadió que la piedad popular “puede derivar hacia lo irracional y quizás también quedarse en lo externo”, pero reconoció que “excluirla es completamente erróneo, ya que a través de ella, la fe ha entrado en el corazón de los hombres, formando parte de sus sentimientos, costumbres, sentir y vivir común”.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo