Amplio debate por proyecto que restringe venta de alimentos

La iniciativa legal sobre rotulación de alimentos podría impedir la venta de chocolates, papas fritas y otros productos en los colegios

Por Jorge Arellano
“Es una muy buena idea”

Evelyn Muñoz
Nutricionista y académica de U. Andrés Bello

Me parece una iniciativa bastante positiva para el manejo del sobrepeso y la obesidad especialmente en los colegios porque en general en en éstos el niño asiste con dinero y él todavía no está en una edad en que pueda ser responsable de su alimentación. Si no tiene acceso a estos productos lo más probable es que no los consuma tampoco. 

Creo que de aprobarse este proyecto de ley el aporte calórico que pueden entregar las colaciones en el almuerzo va a disminuir considerablemente. Por otro lado, también va aumentar el valor nutricional que esta alimentación tiene, van a ser alimentos de mejor calidad los que se consuman, entonces a parte de mejorar el estado nutricional, va a mejorar el estado de salud de estos niños, la capacidad de atención y el estado de ánimo.

Guido Girardi, Presidente del Senado

“Estamos construyendo una sociedad de enfermos que no tienen cómo defenderse”

Los productos que sean considerados altos en grasas, azúcar o sal podrían ser prohibidos definitivamente en los establecimientos educacionales si el Senado aprue­ba hoy el proyecto de ley sobre rotulado de los alimentos.

La iniciativa legal busca que los alimentos tengan una etiquetación específica, que los niños y jóvenes no tengan acceso a ciertos productos y además impediría la publicidad de algunos de estos alimentos a menores de 14 años. 

Es así como cereales, chocolates, papas fritas y otras golosinas  desaparecerían de los recreos. 

No obstante, existen voces antagónicas al proyecto. El director del programa legislativo de Libertad y Desarrollo, Rodrigo Delaveau, explicó a Publimetro que con la aprobación del proyecto se alteraría el mercado de la alimentación y como consecuencia los consumidores se verían perjudicados.

Pero Delaveau va más allá y asegura que el proyecto vulnera derechos. “La ley trabaja sobre el supuesto de que los adultos somos niños y que los niños son de propiedad del Estado, porque básicamente se trata de que se está tomando la decisión por los papás sobre qué, cuándo y dónde pueden comer”.

Además, asegura que hasta en las universidades se podría prohibir el consumo de ciertos alimentos. “La prohibición nunca ha cambiado los hábitos, un dulce no es malo por sí mismo, es el consumo desmedido el que hace que sea malo”.

Por otro lado, está la visión del presidente del Senado, Guido Girardi, quien puntualizó que el proyecto está enfocado fundamentalmente en los menores de edad y que la iniciativa legal está siendo atacada porque sólo perjudica a la industria.

“La gente está comiendo cantidades absolutamente anormales de sal, de grasas de mala calidad y de azúcar y esto es porque una parte de la industria de alimentos no está informando bien a los consumidores (…) estos productos los rotulan de manera inadecuada para que parezcan saludables… son disfrazados con envases de colores, con monitos y la gente está permanentemente engañada por la publicidad”

El legislador asegura que el proyecto ha sido parte de una campaña del terror y que la ley sólo beneficiaria “la salud y la vida de los niños”.

Iniciativa “no satisface” al Minsal 

El Ministerio de Salud afirmó que los cambios introducidos en el Senado al proyecto sobre de ley sobre Composición Nutricional de los Alimentos que se discute en el Congreso, “no satisfacen” a la secretaría de Estado.

“Esta cartera participó en la discusión en la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde llegó a acuerdos sustantivos con los parlamentarios. Estos consensos, sin embargo, fueron desconocidos en la comisión de Salud del Senado que introdujo cambios que no satisfacen al ninisterio”, aseguró el Minsal en un comunicado.

Según el texto “la normativa propuesta asume potestades para fijar por ley materias que debiera determinar el Ministerio de Salud por reglamento, desconociendo las facultades que para ello le otorga la ley a esta cartera en materias sanitarias”.

Además precisa que “la propuesta también obliga a este ministerio a asumir una serie de acciones fiscalizadoras para las cuales no cuenta con los recursos necesarios”.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo