Peruana manejaba "clínica" de abortos en Santiago

Tenía en su casa medicamentos inyectables que tendrían como objetivo interrumpir embarazos. Fue formalizada y dejada en libertad. Dos pacientes también fueron detenidas

Por

Tres mujeres de nacionalidad peruana fueron detenidas el domingo por su presunta participación en una clínica abortiva que funcionaba en calle Esperanza hace más de un año.

En un comienzo, se detuvo a Julia Maribel Pretel Pereda de 44 años, quien mantenía en su domicilio un centro clandestino en cual se le administraban medicamentos a las mujeres para interrumpir el embarazo.

Luego, otras dos mujeres peruanas fueron arrestadas cuando estaban en el inmueble, se trata de Rosa Vilches Hurtado de 33 años y Teresa Pacompia de 34, la que tenía siete meses de embarazo.

Todo quedó al descubierto a raíz de denuncias presentadas por mujeres que llegaron al lugar y luego sufrieron algunos problemas por los remedios inyectables usados y administrados por Pretel.

El capitán de Carabineros del OS-9, Marcos Jiménez, aseguró que “se realizó un registro al domicilio ubicado en calle Esperanza, dado los antecedentes que se habían logrado reunir a raíz de la información referente a la realización de abortos en el lugar”.

Las indagaciones se prolongaron por unos tres meses y el Ministerio Público resolvió llevar a la audiencia de formalización a Pretel.

La mujer fue dejada en libertad ayer y el Ministerio Público tiene 90 días para defender su tesis en contra de la mujer y, como medida cautelar, no podrá abandonar el país y tendrá que firmar quincenalmente en la Fiscalía Centro Norte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo