1,2 millón de chilenos renunció a ser donante

Desde enero de 2010 este número de chilenos ha optado por no donar sus órganos

Por Jorge Arellano
Análisis
“Es una cifra que preocupa”

Ernesto Palm, Gerente General Corporación del Trasplante.

En realidad la cifra no es para nada alentadora. Es una cifra preocupante. 

A un poco más de un año de modificada la ley que haya esta cantidad de no donantes es complicado.
De acuerdo a estudios que nosotros hemos hecho las cifras nos indican que aproximadamente un 20% de los chilenos no estaba de acuerdo con la donación.

Evidentemente que no hay una cultura al respecto, nosotros como Corporación siempre dijimos que modificar la ley sin educación previa iba a causar este efecto.

El país requiere un cambio, requiere mejorar la mirada hacia la donación pero también mejorar la pesquisa para salvar más vidas.

Ley N° 20.413: Toda persona mayor de 18 años será donante de sus órganos una vez fallecida, a menos que en vida haya manifestado su voluntad de no serlo.

Son 1.281.682 las personas que hasta la fecha han renunciado a ser donante de órganos cuando se les ha consultado a la hora de renovar su licencia de conducir,  sacar o renovar su cédula de identidad.

Según los datos a los que tuvo acceso Publimetro, desde el 15 de enero de 2010, cuando se hizo efectiva la Ley de Donante Universal, hasta el 18 de abril de 2011, ésta es la cantidad de personas que ha señalado específicamente la opción de no querer que sus órganos eventualmente sean ocupados para ser trasplantados.

El Registro de No Donantes muestra un incremento en los primeros cuatro meses del 2011 en comparación a los mismos del 2010.

“Hay que modificar la ley”
Gonzalo Cruzat, padre del menor Felipe Cruzat que el año 2009 murió esperando un trasplante de corazón, y quien se ha transformado en uno de los principales impulsores de la donación de órganos, manifestó su preocupación por las cifras dadas a conocer por Publimetro.

El hombre señaló que estos números son consecuencia de una ley que debe mejorar. “Encuentro que es un error que sólo exista un registro de no donantes”, señaló.

 “Se ha hablado tanto del tema y los números siguen hacia la baja. No creo que Chile tenga una insensibilidad tan grande para decir ‘no quiero ser donante pero sí quiero recibir órganos’”, añadió Cruzat.

Además, sostuvo que no creía que se tratara de una falta de de generosidad de la gente, “lo que pasa es que aquí hay miedos”, apuntó.

“No se trata solamente de ser donante si no que se trata también de ser receptor de órganos, nadie sabe cuándo alguien puede necesitar un trasplante”, sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo