Wikileaks: EE.UU. condena graves denuncias sobre Guantánamo

Por

La Casa Blanca condenó hoy las últimas filtraciones de documentos sobre los presos de Guantánamo hechas por el portal WikiLeaks y aseguró que el presidente de EE.UU., Barack Obama, continúa con sus planes para cerrar esa penitenciaría.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que el Gobierno está “decepcionado” porque el diario “The New York Times” y otros publicaron el material facilitado por la página de Internet contra el secretismo.

Entre otras revelaciones, los documentos indican, según el diario madrileño El País, que el principal propósito de la prisión era “explotar” toda la información de los reclusos a pesar de la reconocida inocencia de muchos de ellos.

El 60 por ciento fue conducido a la base militar sin ser una amenaza “probable”, afirma el rotativo español en su edición digital.

Según indicó el portavoz de la Casa Blanca, el Gobierno estadounidense ya conocía que iban a producirse estas filtraciones este fin de semana.

Obama, continuó Carney, está “centrado” en conseguir el cierre de la prisión de Guantánamo, de manera consecuente con la seguridad del país.

Según explicó, los documentos dados a conocer se redactaron entre 2002 y 2009, con la información disponible entonces, y antes de la llegada al poder de la actual Administración.

Según ha indicado el Gobierno estadounidense, los papeles del Pentágono de WikiLeaks incluyen Expedientes de Valoración de Detenidos (DABs por sus siglas en inglés) redactados por el Departamento de Defensa entre el 2002 y comienzos del 2009, cuando Obama, a su llegada al poder, se comprometió a cerrar la prisión en el plazo de un año, algo que no ha podido cumplir.

Según ha indicado Carney, el Grupo de Trabajo de Revisión de Guantánamo, establecido en enero de 2009, consideró los DABs durante su revisión de la información de detenidos, aunque no fueron su única fuente de información. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo