Alexander Kliwadenko: "Los campamentos están lejos de ser una prioridad"

El director social de Un Techo para Chile asegura que si bien el Gobierno es receptivo a sus propuestas, no tiene como prioridad solucionar la vida de las 33 mil familias chilenas que hoy viven en campamentos

Por Matías Carvajal Molinare

Desde el año 1997 nuestro país ha experimentado una notoria baja en la cantidad de familias que vive en campamentos

Certero, el director social de Un Techo Para Chile elige con meticulosidad las palabras que le permitan captar la atención del Gobierno y así erradicar, de manera definitiva, los campamentos en Chile.

¿Cuál es la realidad hoy de los campamentos en Chile?
– La situación es realmente grave porque la reconstrucción implicó que estas familias pasaran a segundo plano. La realidad es muy violenta, existen más de 33.000 familias en situación de campamento. La mitad de ellas se encuentra participando de algún proyecto de vivienda definitiva con alguna Egis (entidad de gestión inmobiliaria social), como Un Techo para Chile, pero vemos que hay muchas trabas para  que estos proyectos se agilicen. La otra mitad se encuentra en el limbo, sin ninguna posibilidad de una solución próxima. Se trata de familias que viven sin los servicios más básicos, como luz, agua o alcantarillado, y en condiciones indignas.

¿Y en Santiago?
– En la Región Metropolitana existen alrededor de 6.000 familias viviendo en más de 100 campamentos.

Uno de sus emblemas fue Chile sin campamentos el 2010. ¿En cuánto se aplaza la meta?
– Desde el año 1997 nuestro país ha experimentado una notoria baja en la cantidad de familias que vive en campamentos. Sin embargo, en los últimos años, debido a las dificultades de focalización de los subsidios para familias de campamentos y el prácticamente nulo avance en la entrega de soluciones en ciertos lugares emblemáticos de tomas de terreno, hemos constatado un aumento. Con todo, en Chile hoy están todas las condiciones dadas para terminar con los campamentos a muy corto plazo.

¿Qué necesitan del Gobierno?

Un compromiso real, que demuestre convicción y voluntad en que ésta sea realmente una preocupación de primer orden. Esto se demuestra con muchos más recursos focalizados a este problema y con un ministerio dedicado a destrabar los nudos que constantemente van apareciendo en cada uno de los proyectos de vivienda.

¿Han encontrado receptividad de parte de las autoridades?

– Hemos mantenido siempre una buena relación y se nos escucha, pero hasta hoy los campamentos están lejos de ser una prioridad.

¿Cómo calificaría la realidad que hoy se vive en la VII y VIII regiones tras el terremoto?
– Las familias afectadas están en una situación muy compleja, viviendo mal y a la espera de una solución clara a sus problemas. Ahora bien, ellas al menos saben que son una preocupación constante para el actual Gobierno. En cambio, las familias que viven en campamentos -en situación de emergencia desde hace años- están en la incertidumbre, ni siquiera saben si los campamentos serán parte del próximo discurso presidencial del 21 de mayo.

¿Qué opinión tiene del nuevo ministro?

– El ministro Pérez lleva muy poco tiempo como para poder tener una opinión. Confiamos en que se hará responsable de esta deuda, y demostrará con hechos que los campamentos son una prioridad en su gestión.

¿Cómo espera que el Presidente se refiera a este tema el 21 de mayo?

– El Presidente ha dicho que espera terminar con la po­breza extrema durante su mandato y si eso es así, claramente tiene que termi­nar con los campamentos en Chile. En ese sentido esperamos que ratifique el compromiso de su cam­paña de que todas las familias de campamento tengan una solución encaminada en un breve plazo dentro de su mandato.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo