La gran odisea de la sirenita chilena

La nadadora de travesía de 17 años ya tiene tres récords Guinness. Siguiendo las hazañas del mítico "tiburón" Contreras, viajará en septiembre a intentar cruzar nadando de Europa a África. Aún le faltan cuatro millones de pesos para cumplir con su gran sueño

Por Constanza Campos

Todo comenzó cuando Milenka Rojas tenía nueve años. Su papá se vestía cada verano de payaso para animar las playas del lago Licanray y vender dulces a los veraneantes, mientras Milenka se sumergía en el lago y nadaba sin parar por horas.

Esto ocurría cada verano, cuando la familia Rojas, con sus cinco hijos, se trasladaba al sur a trabajar durante la temporada de verano.

Hoy Milenka tiene 17 años y una gran meta: cruzar el estrecho de Gibraltar ida y vuelta.

¿Cuando empezaste a hacer natación de travesía?
– A los nueve un amigo de mi hermano me empezó a entrenar más que nada por jugar en los veranos. Ahí cuando tuve mi primer récord  que era nadar 3,5 kilómetros rodeando una península alrededor de 40 minutos, que fue récord nacional.

¿Cuándo empezarse a nadar profesionalmente?
– Después de ese verano, cundo volví a Santiago, me vine a un club formado en la comuna de Quilicura y ahí ya era más profesional. Después me mantuve entrenando acá y las condiciones no eran muy buenas, porque la piscina no era temperada, no tenía cúpula y tampoco traje, por lo que en el invierno tenía que entrenar media hora por ejemplo, porque no podía más por el frío.

¿Cuál fue tu siguiente récord?
– A los 10 años. Volví al sur y rompí mi propio récord en los 3,5 kms. Ese año hice mi primer récord Guinness nadando 8 kilómetros en el lago Calafquén, después hice uno de 16 kilómetros y otro de 24.

¿De dónde nació la idea de querer cruzar el estrecho de Gibraltar este año?
– Lo que pasa es que mi papá siempre hablaba del  nadador chileno “tiburón” Contreras y empecé a investigarlo. Actualmente sólo me falta quebrar uno de sus récord que es el de Punta Arenas, que por las condiciones del terremoto no lo pude hacer. Ahora quiero empezar a hacer los récords que él tiene a nivel mundial. El primero es éste de España.

¿En qué consiste la travesía?

– Son 18 kilómetros, y en general los nadadores se demoran cerca de tres horas y media, pero lo que yo quiero hacer es nadar ida y vuelta, o sea, nadar cerca de 40 kilómetros, porque quizás nunca más voy a volver, por lo tanto, es la oportunidad que tengo para hacerlo. Son cerca de cuatro horas de ida y seis de vuelta. Sería la primera mujer de Latinoamérica en cruzar el estrecho de Gibraltar.

¿Hay alguien en Chile que lo ha logrado?

– Sólo dos nadadores lo han logrado, el “tiburón” Contreras y un valdiviano que lo logró hacerlo poco. Ninguna mujer en toda Latinoamérica lo ha hecho y menos una niña de 17 años.

¿En estas 10 horas de nado, con qué te enfrentas?
– La travesía la hago sola con una lancha que va de apoyo. Es difícil porque no estoy acostumbrada a nadar en el mar. Las condiciones climáticas son difíciles, con altas mareas, vientos e incluso tiburones.

¿Con tiburones?
– Sí, han habido ataques, pero ahora con la tecnología eso es mucho más controlable, pero si me empiezo a preocupar de eso no lo voy a hacer y prefiero pensar en lo que yo puedo hacer que es entrenar.

¿Cuánto cuesta y cómo lo financias?

– Son cerca de 8 millones  para los pasajes y todo lo que tengo que pagar allá como la lancha, apoyo, paramédico, etc. Los recursos los consigo de la municipalidad de Quilicura y Villarrica, y de mi colegio de la Fundación Santo Tomás en Quilicura, y me faltan todavía 4 millones de pesos.

¿Cuándo partes?
– En septiembre es la mejor época, así que espero juntar la plata para esa época y estar cerca de 15 días preparándome allá con mi papá.

¿Qué otro desafío viene?
– El próximo es Canal de la Mancha que une Francia con Inglaterra, todavía quiero hacer el estrecho de Magallanes, pero los recursos son pocos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo