Estudian qué hacer con las tres esposas de Bin Laden

Autoridades pakistaníes deben decidir sobre el destino de la familia del asesinado líder de Al Qaeda

Por

Muerto Osama Bin Laden, las autoridades de Pakistán, que están en el centro de todas las críticas, estudian ahora qué hacer con los familiares del líder de Al Qaeda que se refugiaban junto a él en la ciudad norteña pakistaní de Abbottabad.

Las fuerzas especiales de EEUU que el lunes ejecutaron el operativo en la vivienda de Bin Laden se llevaron el cadáver del líder terrorista y el de otro adulto -un hijo suyo, según la versión más extendida- pero dejaron en el edificio a varias personas.

Los miembros de las fuerzas de seguridad pakistaníes, que llegaron al lugar después de la operación, se encontraron en el inmueble a cuatro individuos muertos -incluida una mujer- y a más de una decena de personas con vida, entre ellas muchos menores.

Una fuente de la principal agencia de los servicios secretos paquistaníes (ISI) había asegurado a agencia  EFE esta semana que Pakistán tiene bajo su custodia a una mujer de Bin Laden -supuestamente de origen yemení-, a una de sus hijas -de 12 o 13 años- y a “entre ocho y nueve menores”, que estaban en la mencionada casa.

Algunas versiones de la prensa del país surasiático sitúan, no obstante, en hasta tres el número de esposas -una de ellas podría ser afgana- en manos del aparato de seguridad paquistaní, y dan cuenta de que muchos de los niños son en realidad hijos del propio Bin Laden, un extremo que no ha podido ser confirmado por EFE.

En todo caso, lo que parece claro es que tras su fracaso para dar con el paradero del terrorista más buscado del mundo, las autoridades de Pakistán se enfrentan ahora al nada grato papel de reubicar o acoger a su familia, una decisión que podría herir sensibilidades en las órbitas más islamistas.

Sin ir más lejos, el mulá Abdul Aziz, clérigo de la Mezquita Roja de Islamabad, considerado un bastión del integrismo, declaró este viernes estar dispuesto a adoptar a los niños que fueron encontrados en la casa que habitaba Bin Laden en Abbottabad.

En un análisis preliminar de la situación, el abogado pakistaní Qasim Wadud argumentó a EFE que todo dependerá de la nacionalidad que tengan los familiares del fallecido líder de Al Qaeda, algo sobre lo que hay poco en claro.

“Si los individuos no están involucrados en crímenes, el Estado paquistaní no los puede retener. Lo lógico es seguir el camino de la extradición”, observó la fuente, que agregó que en el caso de la esposa yemení sería a Yemen, aunque algunas informaciones oficiosas apuntan a que este Estado no estaría dispuesto a ello.

Una fuente del ISI ya había indicado a EFE un día después de la muerte de Bin Laden que lo más probable sería que sus parientes fueran repatriados a sus países de origen, sin embargo, la fuente no pudo precisar cuáles son esos países.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo