41% se siente más triste con el cambio de hora

Encuesta de Publimetro y U. Central señaló que la luz del día influye en el estado de ánimo de las personas. Más de la mitad de los encuestados cree que los chilenos son personas tristes

Por Publimetro / Universidad Central

La vida urbana, los problemas y hasta el clima afectan el ánimo de los santiaguinos que fueron encuestados por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión pública, Cesop, de la Universidad Central en conjunto con Publimetro.

Para el sicólogo de la Universidad Central, Fernando Urra, si bien es cierto que la menor luz en el día puede afectar a las personas y que incluso existe un trastorno del ánimo (el desorden afectivo estacional) asociado a la menor cantidad de luz, es de muy baja incidencia. “El cambio de hora tendría más relación con los estados de sueño y vigilia, la percepción de más frío y su consecuente disminución en las posibilidades de hacer actividades al aire libre”, por lo que muchos se sienten más tristes en esa primera se­mana de adaptación al nue­vo horario.

El experto explica el 67,7% de personas que dicen no sentirse habitualmente tristes en tanto “un adulto capaz de trabajar y amar, debería sentirse bien”. Asimismo, le adjudica al carácter introvertido de los chilenos la idea de que más de la mitad de los encuestados creen que los chilenos son personas tristes. “Sólo tenemos acceso a nuestra propia intimidad, por eso tendemos a ver tristeza en el otro donde quizás lo que exista es cansancio o simple timidez”. 

Urra también explica que las relaciones que formamos en las grandes urbes son “más bien funcionales, sin darnos espacio para compartir en verdad y saber cómo está el otro”.

Sobre si las personas se sienten más o menos felices que el año pasado, es importante comprender que son muchos los factores que  inciden en si la gente se siente triste o alegre, pero siempre se trata de “estados de ánimo subjetivos y muy susceptibles de lo que ocurre en un momento específico”, es decir que tendemos a comparar el día de hoy con el resumen del año pasado, indica el académico de la Universidad Central.

En el estudio del Cesop y Publimetro se reveló que a mayor edad pareciera que la gente se siente más triste, lo que podría tener relación con la mayor conciencia de los estados emocionales y la capacidad de precisar mejor  los propios afectos. Es que sumar momentos alegres (más entre más joven se es) dan una sensación ilusoria de felicidad, la cual se al­canza a través de un proceso reflexivo sobre la base de un proyecto de vida.

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo