Líder neonazi estadounidense fue asesinado por su hijo de 10 años

Por

Uno de los líderes del Movimiento Nacional Socialista estadounidense, que es el partido nazi más grande del país norteamericano, fue asesinado por su propio hijo, de tan sólo 10 años de edad.

Según relatan testigos en declaraciones captadas por el diario New York Times, el niño desde que nació estaba inmerso en la idiosincracia racista de su padre, las ideas de supremacía blanca, su obsesión por las armas y los símbolos nazis. No obstante, hasta ahora se desconocen las causas que gatillaron tal acto por parte del menor.
 
El deceso se produjo mientras el dirigente nazi- que se llamaba Jeff Hall- dormía una siesta el pasado 1 de mayo en su casa. Hall, cuya figura había cobrado fuerza al interior de la agrupación durante los últimos meses, no temía manifestar en público su aversión por todo aquel individuo que no fuera de raza blanca y, más aún, por los inmigrantes en los EEUU.
 
Encabezaba operativos de patrullaje de la frontera para impedir la entrada de estos individuos, y solía decir que buscaba “una sociedad blanca”.
 
“Creo en la secesión. Creo en dar mi vida por la secesión”, había manifestado Hall, quien -a diferencia de otros miembros del partido- no disociaba su vida política de la esfera familiar. De hecho, solía organizar barbacoas y baby showers en el parque trasero de su casa en la apacible zona de Riverside, al sur de California.
 
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo