La mafia italiana perdió los sacramentos católicos en Nápoles

Por

La Iglesia Católica de Nápoles prohibió que miembros de la Camorra tengan funerales religiosos o sean padrinos en bautismos, según declaró el cardenal Crescenzio Sepe.

“Si los mafiosos se arrepienten, sería diferente, pero como no es el caso no pueden ser padrinos ni testigos de una boda ni tener funerales en la iglesia”, puntualizó el religioso en relación a nuevas instrucciones para los sacerdotes, publicadas un día antes por su diócesis.

“Los mafiosos deben saber que después de su muerte no podrán ir a una iglesia sino directamente al cementerio”, subrayó. Y se congratuló de que la Iglesia “asestó golpes a la Camorra”.
 
Interrogado por la prensa, el ex capo de la camorra, Mario Savio, 57 años, en la cárcel desde hace 35 años tras ser condenado a prisión perpetua y quien ahora está libre en espera de una operación quirúrgica, denunció “un discurso demagógico”.

Nápoles es una región del sur de Italia donde prospera la “Camorra”, una de las cuatro mafias de la península.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo