Al final no se acabó el mundo

Por

Nuevamente el fin del mundo no fue el día señalado y el profeta que aseguró que hoy habrían grandes desastres y “raptos” del más allá se equivocó

La profecía venía de Harold Camping, un ingeniero civil estadounidense que se basaba en un estudio de la Biblia, el que decía que el 21 de mayo a las 18:00 horas habrían masivos terremotos en distintos lugares del planeta.

Finalmente la predicción no fue cierta y cientos de personas que se declararon ateas decidieron hacer una fiesta para manifestar que el anuncio del fin del mundo “no tiene sentido”.

Aún cuando miles de personas creyeron en las palabras de Camping, todavía no llega el día de la destrucción del planeta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo