Niño que jugaba a las escondidas logró desaparecer por tres horas

Chino quedó atrapado en un pequeño recoveco

Por

Puede ser el juego de las escondidas más largo del mundo: un niño chino permaneció tres horas en su escondite… pero atrapado.

Según informa el sitio Daily Mail, un niño que jugaba al popular juego infantil en la ciudad de Daye, ubicada en la provincia china de Hubei no encontró mejor lugar para desaparecer que un pequeño recoveco en una pared de no más de 15 centímetros de ancho.

Fue tal la emoción por le juego que el niño no dudó y se metió en el lugar, sin darse cuenta de lo difícil que sería salir de éste. Efectivamente, tras dos horas de intentos sus amigos decidieron llamar a los bomberos, a quienes les tomó otra hora para poder sacarlo de su escondite haciendo un hoyo en una casa que daba a las paredes del espectacular escondite.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo