Ordenan captura internacional del prófugo líder de la ex Colonia Dignidad

Fue condenado por cometer abusos sexuales

Por

La Justicia ordenó la captura internacional de Harmutt Hopp, el segundo hombre al frente del polémico enclave alemán Colonia Dignidad, quien huyó de Chile y se cree que puede estar en Alemania tras ser condenado por cometer abusos sexuales.

Según informaron el lunes fuentes judiciales, el juez de la Corte de Apelaciones de Santiago, Jorge Zepeda, ordenó la captura internacional de Hopp “por cuanto existe la posibilidad de que haya salido del país en forma oculta”.

Además, ordenó detener a varios miembros de la Colonia Dignidad en la causa sobre asociación ilícita por cometer violaciones de derechos humanos, después de que la policía informara al tribunal acerca de los planes de ocultamiento y probable fuga de éstos.

El portavoz de la Corte Suprema, Jaime Rodríguez, consideró en la noche de este lunes “lamentable” la fuga de Chile del doctor Harmutt Hopp.

“Es lamentable para nosotros que se produzcan estas situaciones”, recalcó Rodríguez, quien agregó que “la custodia y vigilancia de los detenidos o condenados no corresponde al Poder Judicial sino a una entidad que depende del Ejecutivo que es Gendarmería”.

Pese a este caso específico, el portavoz de la Corte Suprema dijo a los periodistas “que le consta que el ministro de Justicia, Felipe Bulnes, está muy preocupado del sistema penitenciario chileno” y que por lo que ha escuchado habrá una “reorganización importante en gendarmería (guardia de prisiones)”.

“Desde luego, el ideal sería que hubiese custodia para todos, pero yo no sé la capacidad real que tenga gendarmería para ese tipo de actividades”, acotó.

Fuentes de la Policía de Investigaciones (PDI) confirmaron a agencia EFE que Hopp huyó de Chile el viernes pasado y es probable que se encuentre en Alemania.

Señalaron además que ya se han allanado las dependencias de la Colonia Dignidad y se ha detenido a diez miembros en ese enclave del sur de Chile. Añadieron que aún quedan otras órdenes de detención por ejecutar, aunque no pudieron precisaron cuántas.

Al ordenar esas detenciones, el juez Zepeda revocó la libertad bajo fianza que fue concedida a miembros de la Colonia Dignidad en la causa sobre asociación ilícita por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

En otra causa judicial, la Corte de Apelaciones de Talca condenó a principios de año a 26 personas por abusos sexuales en la Colonia Dignidad, entre ellos a Harmutt Hopp, médico de profesión y segundo hombre en el enclave tras el fallecido Paul Schäffer.

En ese proceso, Hopp fue sentenciado a cinco años y un día de presidio por ser cómplice de abusos sexuales cometidos entre 1993 y 1997.

Esa sentencia no era firme porque quedaba pendiente que la Corte Suprema revisara en los próximos días un recurso de casación.

La Colonia Dignidad fue un enclave alemán donde se cometieron delitos de torturas, abusos de menores y maltrato a colonos germanos, y también funcionó como un centro de tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Colonia Dignidad, de 16.000 hectáreas y llamada Villa Baviera por sus moradores, fue creada en la década de los sesenta y poco a poco se convirtió en un enclave hermético, dotado de escuela, hospital, cementerio y aeródromo propios, rodeado de alambradas y guardias armados, todo al margen de las leyes chilenas.

Paul Schäefer, fundador del enclave, murió en 2010 cuando cumplía varias condenas por el almacenamiento de armas de guerra, por torturar a miembros alemanes y por ser el autor de violaciones y abusos sexuales contra niños de ese enclave.

Con la persecución de los jerarcas, el enclave germano comenzó a transformarse y es actualmente una comunidad abierta y sus habitantes se han adaptado a la sociedad chilena y están dedicados a la producción agrícola y la gastronomía.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo