Increíble: en Argentina quieren que la gente no use saleros

La medida se aplicaría en restaurantes y pretende disminuir los índices de enfermedades asociadas con su consumo

Por

El gobierno de la provincia de Buenos Aires, en Argentina, inició el lunes un programa que eliminará los saleros de las mesas de los restaurantes.

El objetivo de la medida -que se enmarca dentro del Programa Provincial de Hipertensión Arterial– es lograr una reducción en el consumo de sal y con ello reducir los riesgos cardíacos de la población.

Los especialistas estiman que el comensal tiene la costumbre de ponerle sal a los platos sin siquiera haberlo probado, y con ello determinar si cuenta con un nivel aceptado de sal. Por ello la nueva normativa persigue acabar con la costumbre mecánica del uso del salero.

“Se busca reducir el riesgo de hipertensión, enfermedad que afecta a un tercio de la población argentina y que constituye uno de los detonantes más frecuentes de enfermedades y muertes cardiovasculares”, señaló a BBC Mundo el ministro de Salud de la provincia, Alejandro Collia.

“Por ello creemos que el Estado debía intervenir”, agregó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año mueren unas 12 millones de personas por problemas cardíacos o accidentes cardiovasculares (ACV), una cifra mucho mayor al número de fatalidades que deja la violencia o los accidentes de tránsito.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América Latina un millón de personas murió por problemas del corazón en los últimos 3 años.

Y la sal, según los especialistas, puede ser clave para reducir las fatalidades. Expertos calculan que al eliminar un gramo de sal por cada 100 gramos de pan que se consume se pueden evitar unas 60.000 muertes en 10 años, según un estudio del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) al que tuvo acceso BBC Mundo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo