Ruso se enterró vivo para atraer la buena suerte... pero terminó muriéndose

Por

Un hombre ruso llamó a la muerte por accidente. El sujeto logró persuadir a su amigo para que lo enterrara vivo, pues estaba seguro que esa decisión le traería suerte para toda la vida, publicó Reforma.

Luego de hacer una fosa y colocar un ataúd rudimentario, le pidió a su par arrojará la tierra para pasar la noche en su tumba, acondicionad con tubos de ventilación, un teléfono móvil y una botella de agua.

Todo parecía ir bien. Enterrado a 20 centímetros de profundidad, todavía llamó a su  amigo para decirle que todo estaba “perfecto”. Sin embargo, a la mañana siguiente, el hombre de 35 años ya había dejado de existir.

Las primeras investigaciones arrojan que la intensa lluvia que cayó en las penumbras, habría tapado los conductos de respiración y de ahí el deceso. Los reportes también agregan que el “desventurado” era un supersticioso de los “autoentierros”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo