Joven chino vendió un riñón para comprarse un iPad

Por

Le pagaron US$3.400 (aproximadamente $1,75 millones) y confesó que había vendido su riñón cuando no pudo ocultar la cicatriz ante el resto de la familia. “Sentí que el cielo cayó sobre nosotros”, dijo la madre. En Pekín ofertan 5.000 dólares por órgano.

“Pagamos el mismo precio en todo el país”, dice una voz que la TV china contactó a través de Internet y que pertenece a un hombre dedicado a la compraventa de riñones en Pekín.
 
“El precio es de 35.000 yuanes (unos 5.400 dólares) más el bonus. El bonus pueden ser entre 2 y 10 mil yuanes”, ofrece un intermediario que se identifica como “A Chao” en la web.
 
Una oferta similar recibió Xiao Zheng. A fines de abril viajó a Chenzou, en el Sur de China. Deseaba tener un iPad2 y estaba dispuesto a cualquier cosa con tal de conseguirlo.
 
Una cicatriz en el costado derecho de su abdomen es testigo de su decisión, que provocó un escándalo en Asia y dejó a su madre desconsolada: “Cuando mi hijo volvió a casa tenía una computadora y un teléfono Apple. ¿De donde vino el dinero para comprarlos? Recién nos lo contó cuando no pudo ocultar más su cicatriz. «Mamá, vendí mi riñón», me dijo. En ese momento, sentí como si el cielo se hubiera caído sobre nuestra familia”.
 
La operación se realizó en un hospital de la provincia de Hunan, donde el vendedor cobró 22 mil yuanes (US$ 3.400). La conversación entre Zheng y el intermediario que adquirió su órgano quedó grabada en su computadora: “Quiero comprar un iPad2”, le explica el adolescente durante el contacto.
 
El hospital no estaba autorizado a realizar este tipo de trasplantes, y sus responsables alegan que no tenía conocimiento de la razón de la cirugía, porque el servicio había sido contratado por un empresario de una provincia vecina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo