Ola de críticas en Perú por réplica de una de las "7 maravillas" en Lima

Presidente peruano Alan García anunció la instalación de una réplica del monumento brasileño frente a la bahía limeña.

Por Luis Carlos Arias / Publimetro

El presidente Alan García anunció el último fin de semana que tenía preparado un regalo sorpresa para los peruanos a pocas semanas de ceder la posta del gobierno a su sucesor, Ollanta Humala. Se trata de una réplica del Cristo del Corcovado –una de las siete maravillas del mundo moderno, ubicado en Río de Janeiro–, un monumento colosal de 37 metros, iluminado por 26 luces de colores, que se instalará en el Morro Solar de Chorrillos, frente a la bahía de Lima.

“Será una figura que bendiga al Perú y proteja Lima”, declaró el presidente pe­ruano, y aclaró que la obra no le costará un centavo al Estado, pues es una donación de empresas de capitales brasileños –como Odebrecht, que ha puesto 833.437 dólares– e incluso del propio presidente, que de su bolsillo ha puesto 100 mil soles (unos 34 mil dólares).

Algunas pocas personalidades, como el cardenal Juan Luis Cipriani, han aprobado este proyecto “para bendecir nuestra hermosa ciudad”. Sin embargo, las críticas al llamado Cristo del Pacífico se han multiplicado por diferentes motivos. 

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, se mostró sorprendida porque no se le había consultado al respecto. “No entiendo por qué copiar un símbolo de otro país, si acá tenemos nuestros propios íconos como el Señor de los Milagros”, ha dicho la alcaldesa. “Es una obra anacrónica, de un gigantismo desmedido”, declara Augusto Ortiz de Zevallos, urbanista que asesora a la Municipalidad de Lima, y que entiende que no ha habido ningún estudio de impacto ambiental para darle paso al proyecto. “Ahora solo falta que instalen una Torre Eiffel en la Plaza de Armas”, dice el arquitecto Miguel Cruchaga.

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo