Hermanitos fueron secuestrados y abandonados en pozo de 10 metros

Por

Florín y Andrea, dos pequeños hermanos rumanos, fueron secuestrados y dejados en un pozo de metro y medio de diámetro y 10 de profundidad a 30 kilómetros de distancia de su casa en la localidad de Torrelaguna, España.
Los menores estuvieron por dos días desaparecidos hasta que vecinos del lugar los encontraron en forma casual, tras escuchar los gritos: “Menos mal! ¡Llevamos una semana aquí!”, dijo Florín cuando hizo contacto con sus salvadores.
Los chicos estaban exhaustos, con los labios resecos de sed y las mismas ropas, intactas, que llevaban el día que se les perdió el rastro.
La Guardia Civil española investiga quién y por qué los raptó y abandonó a su suerte en el pozo ubicado cerca de una pequeña construcción de ladrillo.
En la noticia entregada por ABC.es, desde el entorno familiar indicaron que el niño sólo dijo sobre su captor: “Ha sido un hombre malo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo