Internet: Adiós al clásico .com

Por Beatrice Bedeschi / Publimetro Internacional
¿Quienes tendrán?

La comunidad de Internet, gobiernos y compañías han hecho campañas para lograr una medida así desde hace años. Pero dado que estos sufijos personalizados costarán cerca de US$185.000 (Unos 87 millones de pesos), la realidad es que sólo las grandes empresas podrán pedirlos.
Costos agregados: “Además el costo de una buena mantención del sufijo –que es algo que exige la Icann– costará el doble. Lo que tienen que sopesar es si las ventajas de tener un dominio propio valen los costos asociados”, explica Wauters.

El mundo de los dominios e internet está a punto de vivir una revolución. En la actualidad, una dirección web pue­de terminar en uno de los 22 sufijos genéricos existentes –como .com, .org y .net- o en uno de los 250 de países (como .cl para Chile). Pero en el futuro, los sitios podrían rematar su nombre con conceptos hechos a la medida, como por ejemplo .tienda o .nyc para una ciudad como Nueva York.

La entidad encargada de decidir las reglas para nombrar los enlaces, Icann (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Nú­meros), anunció ayer que liberalizará el mercado de las terminaciones de direcciones, dando permiso a cada persona para que elija qué sufijo quiere usar para su web, incluyendo caracteres arábicos y otro tipo de ideogramas.

“A la larga, esto podría resultar siendo la decisión con más repercusiones jamás tomada por Icann desde la introducción del .com”, dijo el influyente cronista de tecnología Robin Wauters de TechCrunch.com. “Pero también crea una espada de doble filo. Por un lado, representa una excelente oportunidad para las compañías, organizaciones y ciudades a lo largo del mundo para beneficiarse de fuertes oportunidades de ‘branding’ o reforzamiento de la marca. Pero por otro lado, la amplitud de sufijos podría causar confusión en los usuarios”.

Las aplicaciones para optar a un dominio personalizado abren desde el 12 de enero de 2012 hasta el 12 de abril.  

Publimetro Internacional conversó con Brad White, director de asuntos mediáticos de Icann

¿No están forzando a las empresas a registrarse para proteger sus marcas?
Hay estrictas reglas so­bre cómo registrar un dominio y qué docu­men­tación presentar. Si alguien quiere registrar uno, chequearemos que actúa a nombre de la compañía y tiene el derecho de hacerlo.

¿Qué creen que sucederá?
No lo sabemos. Ahora dependemos de la creatividad de la gente. Es como con Facebook… nadie previó como cambiaría Internet. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo