Desentrañan impactantes casos de exorcismo en nuestro país

Por

Pese a que la mayoría los conoce sólo por la famosa película de 1973, los exorcismos son una realidad, y nuestro país no está exento de algunos casos.

Un reportaje emitido en TVN desentrañó situaciones ocurridas en Chile, las cuales hasta ahora permanecían en el anonimato.

La investigación destacó la existencia de sacerdotes católicos exorcistas en nuestro país. Sin embargo, y tal como sugiere un libro que ahonda sobre el tema y que data de 1614, sus nombres y los de las víctimas deben permanecer en secreto. Dicho impreso permanecía en latín hasta 1996, año en que el Papa Juan Pablo II mandató al cardenal chileno Jorge Medina a reeditarlo y traducirlo.

“En los últimos 10 años se han realizado decenas de exorcismos. El más reciente ocurrió en agosto de 2010 en Pto. Montt”.

Según relató el mismo Medina, antes de realizar este rito, existen condiciones que examinar a la persona: ver si es que habla lenguas extrañas o verificar si experimenta una fuerza física desproporcionada, entre otras conductas.

No obstante, el religioso afirmó que la posesion es un fenómeno poco frecuente.

Casos en Chile

En la comuna de Alerce, en Puerto Montt, vive el padre diocesano Nelson González. Este cura es conocido por haber realizo el rito del exorcismo en varias ocasiones. Sin embargo, no le gusta ahondar en la cantidad de casos. De todos modos, el equipo periodístico de TVN investigó y se enteró de la existencia de al menos 7 casos.

Uno de ellos ocurrió en 2004. El padre González relató la situación cuando asitió a la casa de la joven Daniela Guzmán, quien hoy tiene alrededor de 25 años. “(El demonio a través de Daniela) Me maldijo y me preguntó porqué había llegado…ahí observé que en su vientre una cosa como una pelota de tenis subía y bajaba. Me escupía. Expelía espuma por su boca y había olor a azufre”.

El equipo de TVN ubicó a la joven, quien accedió a entregar su testimonio. Daniela asiste hoy de vez en cuando a una iglesia evangélica pentecostal.

La joven relató cómo fue la experiencia. “Me empecé a sentir mal. De repente no me acuerdo qué pasaba. Cuando volví a a despertar habían pasado varias semanas”.

El sacerdote González cuenta que le tiraba agua bendita y el estómago de la niña se retorcía. Incluso, el agua le quemaba. Su cuerpo se levantaba, y hablaba con voz de hombre, ronca y furiosa.

Según el religioso, en ese momento se convenció más de que Dios existe.

Un caso posterior fue el de Texia Shoer, una muchacha que también se trató con el padre González. Según el religioso, el demonio logró reconocerlo.

Todos estos casos, según señala el cardenal Medina, reafirman que “Satanás existe”. Hoy, el libro católico de exorcismo está disponible en todas las arquidiocesis del mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo