Sparks y versión móvil: las deudas de Google+

Por

Tras el reconocido fracaso de Buzz y Wave, la compañía tecnológica Google no cesó en su ambición de generar un producto exitoso en el difícil mercado de las redes sociales, donde Facebook gobierna mirado de lejos por Twitter.

Así, hace 15 días Google lanzó Google+ la red social que ahora sí parece cumplir la promesa de convertirse en un digno competidor de Facebook. ¿Su estrategia? Integrar los servicios más populares en el mundo del social media: geolocalización, microblogging, amistades, videos, recomendaciones y mucho, mucho más.

Y si bien dos semanas no alcanzan para comparar el desarrollo de más de seis años que ha tenido Facebook, por ejemplo, la cadena británica BBC se animó con un detallo review de las características más sobresalientes -y las más “al debe”- de esta nueva forma de comunicarse en el mundo digital.

Lo mejor
Círculos: Google+ organiza contactos a través de círculos. El usuario puede crear uno para su familia, otro para sus colegas y otro más para sus intereses. Al agrupar a las personas de esta forma -similar a como se hace en la vida real-, es más fácil decidir qué compartir con quién.

Hangout: el sistema permite que cualquier usuario que cuente con una webcam organice un “hangout” con sus amigos, que no es otra cosa que un video chat colectivo. Al iniciar una de estas “quedadas” el usuario abre su cámara a sus amigos y estos pueden unirse para hablar en línea cara a cara sin importar dónde estén. Además cada quien decide con qué círculos compartir el “hangout”.

Cómo se comparte: al escribir algo para compartir, o publicar un vínculo, un video o una foto, el usuario tiene total control no sólo de quién lo puede ver, sino también de qué pueden hacer los otros usuarios con su contenido. Por ejemplo, se puede establecer que ningún usuario pueda republicar una entrada o no permitir comentarios en ciertas ocasiones.

Adicionalmente, si se comete un error al escribir algo, esto puede ser corregido tras su publicación sin necesidad de borrarlo y volver a publicarlo nuevamente.

Fotos: quienes cuenten con un teléfono Android pueden disfrutar de una de las opciones qué más usuarios le podría atraer a Google+, el “instant upload” o carga instantánea de fotos del teléfono a la red social.

Cada vez que se toma una foto con un dispositivo Android, ésta se sube inmediatamente a la red social en modo privado permitiendo que compartirla sea más fácil. Los usuarios de dispositivos de Apple, como iPhone o iPad, -al momento de escribir este blog- están esperando que la empresa apruebe la aplicación.

La comunidad: esta es una de las cosas más atractivas de esta red social, al menos por ahora. Las cosas que se están escribiendo y compartiendo en Google+ son muy interesantes y el ratio de la ecuación “señal clara (contenido atractivo) versus interferencia (chistes, publicidad, etc)” favorece aún al primero.

Además, la gente de Google está interactuando constantemente con los usuarios pidiendo sugerencias y respondiendo con cambios a la retroalimentación que reciben. Por supuesto todo esto puede acabarse en cuanto la red crezca más: “Recordemos cómo era Quora al comienzo. Alto porcentaje de gente interesante respondiendo preguntas interesantes. Algo que les está costando mantener ahora a partir de su crecimiento”, dice Andrés Snicoftsky, experto en marketing digital.

Lo que hay que mejorar

Sparks: ésta es una buena idea que no termina de convencer. El usuario le dice a Google qué temas le interesan y a cambio la red social debería darnos una selección de noticias, videos, fotos, etc. relacionadas con dichos intereses. Aún no es claro cuál es el algoritmo que utilizan para sus sugerencias, pero al menos es posible encontrar cosas mucho más interesantes en Twitter o en Google Reader.

Versión móvil: en el lado positivo de esta aplicación, es útil que se pueda subir las fotos instantáneamente o que permita ver lo que otros comparten, fácil y rápidamente.

Pero se extraña que se pueda iniciar un “hangout” desde ahí o que no tenga acceso a las sparks, o que no pueda editar lo que se escribe. Se nota que está en proceso y que aún le falta trabajo.

Simplicidad: entre la comunidad de Google+ hay un gran entusiasmo por esta nueva red social. El problema es que la comunidad está compuesta mayoritariamente por amantes de Google y de la tecnología. Puede que la interfaz de la red social no sea muy intuitiva para quienes, por ejemplo, usan Facebook.

Al buscador le preocupa esta situación y de hecho el diseño de los círculos fue creado por un ex empleado de Apple, que sabe una o dos cosas del tema. Pero aún es un misterio si lograrán convencer a los usuarios de que la red es simple.

Huddle: este servicio móvil pretende que se puedan enviar mensajes de texto a varios usuarios al mismo tiempo. Se oye bien, pero el problema es que para usarlo todos sus usuarios deben tener la aplicación instalada en… Android. Aunque a Google no le guste, no todas las personas cuentan con un smartphone con su sistema operativo.

No a empresas:
por ahora Google no permite que quienes no son humanos abran una cuenta. Eso significa que ninguna empresa comercial puede tener un perfil. Pero eso también deja de lado a organizaciones no gubernamentales que podrían hacer buen uso de la plataforma.

Guste o no, lo social también pasa por la interacción con grupos e instituciones y Google no puede pasar eso por alto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo