Polémica desata comparación de campamento de Oslo con los de Hitler

Por

El polémico locutor estadounidense Glenn Beck ha provocado una ola de críticas al comparar el campamento socialdemócrata noruego donde se produjo la matanza del viernes con los de las juventudes nazis de Adolf Hitler.

Según informa hoy el Washington Post en su edición digital, Beck comentó en su programa del lunes el suceso de la isla de Utøya, donde murieron 68 asistentes a un campamento del Partido Laborista cuando un hombre abrió fuego contra los jóvenes, una hora después de que una bomba en el centro de Oslo matara a otras 8 personas.

“Hubo un tiroteo en un campamento político, que suena un poco como las juventudes de (Adolf) Hitler. ¿Quién monta un campamento para niños que se base en la política? Es inquietante”, dijo Beck.

El comentarista, que abandonó recientemente su popular programa en la cadena Fox News para producir sus propios contenidos y venderlos a varias plataformas, definió al autor confeso de los atentados, Anders Behring Breivik, como un “cristiano, blanco y de derechas”, y subrayó que se trata de un “hombre loco”.

Sus comentarios provocaron el rechazo del exportavoz del primer ministro noruego, Torbjorn Eriksen, quien los calificó de “ignorantes, incorrectos y extremadamente hirientes”, en declaraciones al diario británico “Daily Telegraph”.

“Los jóvenes activistas políticos se han reunido en Utøya durante más de 60 años para aprender sobre la democracia y ser parte de ella, exactamente lo contrario de lo que se trataban las juventudes de Hitler”, dijo Ericksen.

La cadena CNN, por su parte, indicó que la organización que el propio Beck fundó en 2009, llamada Proyecto 9/12, se dedica a organizar campamentos de tono político en varios estados de Estados Unidos.

Después de meses de aguda caída en las cifras de audiencia de Beck, la cadena Fox anunció el pasado abril que el comentarista abandonaría el espacio, que le sirvió de tribuna para todo tipo de ataques contra el Gobierno de Barack Obama.

Simpatizante del movimiento “Tea Party” y autor de varios “best-sellers”, Beck se hizo un nombre en el panorama televisivo estadounidense gracias a su inconfundible estilo, tejido a base de irreverencias, escenarios apocalípticos y sentencias como la de que el progresismo es un “cáncer”. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo