Atentado en Oslo: Tenía clavada una estaca en la cabeza y no se dio cuenta

Por

Line Nersnaes, de 50 años de edad es una de las víctimas heridas en el último atentado en Oslo, Noruega. Mientras el humo subía en el Departamento de Justicia tras la fuerte explosión, la funcionaria entendió que debía escapar a través de los vidrios rotos y los metales retorcidos.
El tema es que hasta ese momento no se había percatado que producto de la bomba, una estaca de madera se le había enterrado en su cabeza. Para suerte de ella, la esquirla no había tocado su cerebro, por lo que pudo abandonar el edificio.
Según informa DailyMail, no fue hasta que empezó a sentir dolor que Line se percató que se le había clavado la punta de madera a un costado de su cabeza, por lo que fue atendida inmediatamente por los equipos de urgencia..
Ahora, y, a varios día de la tragedia, ya está en condiciones de volver a trabajar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo