EEUU pierde el avión más rápido jamás construido

El Pentágono probó ayer la nave supersónica. Perdió contacto con la aeronave y horas después anunció que se estrelló en el océano

Por

El Falcon HTV-2, lanzado ayer al espacio impulsado por un cohete desde la base aérea de Vanderberg (California, EEUU) logró recolectar más de nueve minutos de datos hasta que una anomalía provocó la pérdida de señal, informó la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EEUU (Darpa).

Según un comunicado de Darpa, datos preliminares indican que el aparato, que puede alcanzar velocidades veinte veces mayores a la del sonido, se estrelló en el Océa­no Pacífico en algún punto de su recorrido planeado.

La aeronave fue sometida a otra prueba en abril del año pasado, pero la misión tuvo que ser abortada nueve minutos después del despegue al detectarse una falla técnica durante el lanzamiento. Tras este intento, los ingenieros modificaron el diseño y los patrones de vuelo del avión.

Sin embargo, la misión volvió a fracasar ayer y el Pentágono sigue sin “saber cómo conseguir el control deseado durante la fase aerodinámica del vuelo”.

“Es desconcertante, pero confiamos en que haya una solución”, reconoció el Departamento de Defensa de Estados Unidos. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo