Joven británico apelará a sentencia de cárcel por "llamar a la violencia" por Facebook

Por

Un joven condenado a cuatro años de cárcel por incitar a la violencia a través de Facebook durante los disturbios en el Reino Unido anunció este miércoles que apelará a la sentencia, que ha sido criticada por su dureza por algunos parlamentarios.

El hombre, de 21 años, fue sentenciado ayer junto a otro joven, de 22, a una pena de cuatro años de prisión por tratar de organizar altercados violentos a través de la red social.

Mientras algunos parlamentarios criticaron hoy la dureza de las penas que se están imponiendo a quienes participaron en la oleada de violencia en varias ciudades inglesas, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, la justificó.

“El tribunal ha decidido imponer una sentencia dura, enviar un mensaje duro, y creo que es muy bueno que los tribunales puedan hacerlo”, señaló hoy Cameron.

Los dos chicos, residentes en Chester, noroeste de Inglaterra, admitieron que utilizaron la red social para tratar de organizar disturbios, aunque sus mensajes no provocaron nuevos altercados.

El juez del tribunal de Chester que sentenció a los menores, Elgan Edwards, afirmó que espera que la pena tenga un efecto “disuasorio”.

Más vetos a las redes sociales

También hoy, un tribunal de menores ha vetado de las redes sociales durante un año a un joven de 17 años por enviar a través de Facebook un mensaje de ánimo a quienes participaban en los disturbios.

El joven deberá cumplir, además, un toque de queda en su domicilio entre las siete de la tarde y las seis de la mañana durante tres meses, así como 120 horas de servicios a la comunidad.

Las críticas a la excesiva dureza de la Justicia con quienes provocaron la ola de violencia han aparecido después de sentencias como la que ayer condenó a un joven de 26 años a un año y cuatro meses de cárcel por tener en su coche una televisión robada.

En Borough, al sureste de Londres, un joven de 23 años fue condenado a seis meses de cárcel por robar botellas de agua en un supermercado por unos 4 euros, mientras en Manchester una mujer estará en la cárcel cinco meses por aceptar un par de pantalones robados de un centro comercial.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo