La Butaca de Lagos: "Cowboys y Aliens", "Medianoche en París" y "Torrente 4 - Crisis letal"

Por

Cowboys y Aliens

Nota ▪▪▪▫▫
Actores Daniel Craig, Olivia Wilde, Paul Dano, Sam Rockwell.
Duración: 118 minutos
Género: Thriller.
Arizona, 1873. Un extraño sin memoria llega a la desértica ciudad de “Absolución”. Con un grillete misterioso que rodea su muñeca, será la única esperanza cuando “merodeadores del cielo” ataquen la ciudad y secuestren a los indefensos habitantes.
Cuando te dicen vaqueros y extraterrestres, y juntos pero no revueltos, tú simplemente dices: ok??!!!. Extraña mezcla, que sin embargo, logra entretener en una creíble historia.
Un estreno que evoca “las tardes de cine” cuando daban esas cintas que te mantenían pegado a la tv, esa tv sin tanta tecnología. Y aquí, es ésta -junto a un buen elenco- la que aporta harto a que se nos entregue diversión que cumple su cometido. Dirigida por el actor Jon Favreau, director de “Iron Man” y “Iron Man 2”.

Medianoche en París

Nota ▪▪▪▪▫
Actores: Owen Wilson, Rachel McAdams, Carla Bruni, Mimi Kennedy.
Duración: 94 minutos
Género: Comedia.
Un escritor norteamericano llega con su prometida a París. Mientras vaga por las calles soñando con los felices años 20, cae bajo una especie de hechizo que hace que, a medianoche, se vea transportado a otro universo donde va a conocer a personajes que jamás imaginaría iba a conocer.
Si “Super 8” nos lleva a la inocencia de nuestro niño interno, Woody Allen aquí nos envuelve de un romanticismo inteligente -y más allá- pero en la levedad del día a día, de la noche a noche, en que la magia nos vuelve a sorprender para dejarnos con “eso” que a momentos creemos perdido en la experiencia en la sala oscura: la extraña y rica sensación dentro del pecho.  

Torrente 4 – Crisis letal

Nota ▪▫▫▫▫
Actores Santiago Segura, Kiko Rivera, Maria Lapiedra, Javier Gutiérrez.
Duración: 93 minutos
Género: Comedia.
José Luis Torrente está de vuelta y ahora envuelto en un asesinato, ya que será usado como chivo expiatorio. Ya en la cárcel, buscará la forma de salir de ahí y vengarse del culpable de su oscuro destino.  
Escrita y dirigida por el propio Santiago Segura, una tontera enmarcada en las cintas tontas -valga la tonta redundancia-. Gags, uno tras otro, que pueden sacar muy pocas risas, y eso que fue un éxito en España -¿estamos mal ibéricos o queremos evadirnos al máximo?-.
Lo más freak, el cameo de David Bisbal en la cárcel; lo mejor, las escenas de autos volando y explosiones varias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo