Rector de la UC reconoce que pidió carabineros en Campus San Joaquín para impedir toma

Por UPI

El rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, explicó que la noche del jueves intervino para que el plantel del Campus San Joaquín continuara con sus actividades académicas normales y no exponer a los alumnos a una situación similar a lo ocurrido en el Campus Oriente, que está tomado desde hace 18 días.

En una carta enviada a la comunidad universitaria, el rector dijo que en la noche “un grupo aproximado de 60 alumnos tomó por la fuerza el patio de humanidades de Campus San Joaquín. Facilitó esta acción el hecho que la comunidad universitaria fue autorizada a retirarse a las 16:00 horas para permitir una llegada tranquila a sus hogares”, dijo.

“Personalmente me dirigí al Campus en conjunto con miembros de la dirección superior, y constaté que habían bloqueado el paso al sector y sacado mobiliario forzando las puertas. A pesar de que junto a los decanos y directores de las carreras afectadas, el presidente de FEUC, el Consejero Superior y los presidentes de los centros de alumnos intentamos disuadir a los estudiantes, esto no se concretó”, expresó el rector en la carta.

Agregó que “pasado un tiempo prudente (aproximadamente una hora), solicité la intervención de Carabineros, ante lo cual la mayor parte de los alumnos se retiró en forma pacífica”.

“Lamentablemente, añadió, se produjeron incidentes en la salida del sector en toma entre un grupo de estudiantes y la fuerza pública. Debido a ellos, se lanzaron bombas de humo y lagrimógenas y tres estudiantes fueron detenidos por agresión, a pesar de que intenté persuadir a Carabineros que los liberara en ese momento. Finalmente, quedaron en libertad a las 3:00 horas y siempre estuvieron acompañados por el director de Asuntos Estudiantiles, William Young, y el director del Instituto de Ciencia Política, profesor Rodrigo Mardones”, dijo el rector Sánchez.

“Aún cuando fue una decisión difícil, dijo el rector, creo que en nuestra comunidad se han dado todas las instancias de diálogo para que prime el debate de ideas y no se impongan actitudes de fuerza como las tomas. (…) es importante indicar que, cuando un grupo de estudiantes se tomó por la fuerza el Campus Oriente, decidí no solicitar la acción de Carabineros con la profunda convicción de que la racionalidad y el diálogo rendirían sus frutos. Luego de 18 días, esto no ha ocurrido y no quise exponer al Campus San Joaquín a una situación similar que, de extenderse, afectaría a miles de alumnos, académicos, profesionales y administrativos”, explicó el rector.

Más adelante, la máxima autoridad del plantel, dijo que reafirma su “confianza en el diálogo al interior de nuestra comunidad, pero también la convicción de que el respeto de los derechos debe ir acompañado por el cumplimiento de nuestros deberes como autoridades, académicos, estudiantes, administrativos y profesionales”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo