Los procesan por sembrar rumores por Twitter y Facebook

Por

Un juez mexicano ordenó el inicio de un proceso penal por “terrorismo equiparado” y “sabotaje” contra dos mexicanos que presuntamente difundieron rumores falsos por Twitter y Facebook sobre ataques de narcotraficantes contra escuelas públicas en el estado mexicano de Veracruz.

La jueza tercera de primera instancia, Beatriz Hernández, dictó el auto de formal prisión contra un hombre y una mujer, acusados por la fiscalía local de generar una serie de rumores que causaron pánico entre miles de habitantes de la zona turística de Veracruz-Boca del Río, ubicada a 300 kilómetros al este de la capital del país.

Los sospechosos son el maestro de matemáticas Gilberto Martínez Vera y la ex directora de Actividades Artísticas y Culturales de la Secretaría de Educación de Veracruz María de Jesús Bravo Pagola, quienes se encuentran detenidos en el penal de Pacho Viejo, en Veracruz, donde enfrentarán el juicio.

Según las autoridades, ambos iniciaron una serie de rumores el pasado 25 de agosto sobre presuntos ataques del crimen organizado en escuelas públicas de la zona turística de Veracruz y Boca del Río.

Las informaciones falsas asustaron a cientos de padres de familia, quienes recogieron apresurados a sus hijos en las escuelas de la zona y llevaron a decenas de estudiantes a refugiarse en las escuelas para protegerse de un inminente ataque, que no tuvo lugar.

El código penal del estado de Veracruz contempla penas de entre tres y 30 años de prisión por los delitos de terrorismo y sabotaje.

En el expediente judicial, difundido por la oficina de la jueza tercera, se establece que Gilberto Martínez, desde su cuenta de Twitter @gilius, difundió supuestamente que el narcotráfico había secuestrado a cinco menores en la escuela Jorge Arroyo.

Por su parte, María de Jesús Bravo presuntamente sostuvo en su cuenta de Facebook que soldados de la Secretaría de Marina-Armada de México estaban disparando contra la escuela Adalberto Tejeda y viviendas aledañas, como parte de un supuesto enfrentamiento con criminales, cuando los niños del plantel estaban en recreo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo