Un italiano detenido por atacar la Fontana de Trevi y otros monumentos en Roma

Por

Un italiano de 52 años fue detenido por los carabineros (policía militar) por atacar monumentos emblemáticos de Roma como la Fuente del Moro, en la plaza Navona, y la Fontana de Trevi, confirmó a Efe Dino Gasperini, concejal de Políticas Culturales y de Centro Histórico del Ayuntamiento de Roma.

Los ataques a las fuentes tuvieron lugar durante el fin de semana, cuando el asaltante franqueó primero la valla de la fuente del Moro, y golpeó con un adoquín una decena de veces una de las estatuas del monumento, que representa un Tritón, monstruo mitológico marino.

El tritón dañado, así como el resto de máscaras ornamentales que componen la fuente del Moro, son copias. Los originales se encuentran repartidas por la Villa Borghese, uno de los parques más grandes y nobles de la capital italiana.

Posteriormente, la misma persona se dirigió a la Fontana de Trevi, a la que arrojó un adoquín sin que se produjeran daños relevantes.

El vándalo se declaró hoy culpable de los dos ataques, según informan los medios de comunicación, y los justificó al decir que “quería llamar la atención por los problemas personales” que habría tenido a raíz de “asuntos con la magistratura”.

El hombre, que alternaba estados de lucidez con otros de confusión, aseguró “haberse sentido sorprendido cuando ningún transeúnte le detuvo” y le permitió golpear diez veces, con un adoquín, una de las estatuas ornamentales de la fuente de la Plaza Navona.

Gasperini, que declaró “estar felicísimo por el arresto”, informó a Efe de que jamás había temido por la integridad del monumento, ya que las piezas encontradas justo a los pies de la fuente encajaban perfectamente en los espacios rotos.

El concejal estimó en “aproximadamente 15 días” el plazo de reestructuración de los daños, que cifró en “varios millares de euros”, cuya cantidad dependerá de “la opinión de los expertos”.

Al ser preguntado sobre la falta de seguridad en los monumentos de la ciudad, Gasperini terció: “Partimos del hecho de que estamos en una ciudad real, en donde, lamentablemente, que un loco pueda venir y destrozar algo puede pasar siempre, por lo que lo importante es que haya una reacción inmediata, como así ha sido”.

El máximo responsable cultural del ayuntamiento de Roma dijo a Efe que el consistorio “se presentaría como parte civil” en el proceso contra el atacante, “que se le haría pagar todos los daños y que se exigiría la máxima pena prevista por la ley”.

Una ley sobre endurecimiento de las penas contra actos vandálicos será en breve presentada en el consejo de Ministros por el responsable de Bienes Culturales (Cultura), Giancarlo Galan, según afirmó en una entrevista a la televisión italiana.

Al ataque a la fuente del Moro y a la Fontana de Trevi se suma un incidente en el Coliseo, en cuyas inmediaciones el pasado domingo fue detenido un turista estadounidense con material de este monumento.

Los ataques han llevado a las autoridades comunales a redoblar la seguridad en plazas y monumentos emblemáticos de la ciudad: el Coliseo será vigilado por otras 60 cámaras más, que se sumarán a las 20 ya existentes, mientras por toda la capital se distribuirán otras 1.200. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo