Fach desmiente falta de combustible y ratifica "experiencia" de la piloto

Por

El secretario general de la Fach, Maximiliano Larraechea, entregó ante los medios en el grupo 10 de la Fach lo que fue la planificación del vuelo del CASA 212, donde iban las 21 personas fallecidas tras la caída del aeroplano. Larraechea aseguró de plano que el fatal desenlace no se produjo por falta de combustible, ni tampoco por exceso de peso.

“El combustible que cargaron ese día para hacer el vuelo (3.000 libras) bastaba para volar cuatro horas”. Sin embargo, “naturalmente” el estanque no estaba vacío. “Al menos tenía 400 libras de combustible”. Por lo tanto, con estas 3.400 libras, el avión CASA 212 “tenía al menos cuatro horas cuarenta minutos de autonomía de vuelo”.

Por otra parte, el general también descartó la hipótesis sobre un doble intento de aterrizaje. “No hubo dos intentos de aterrizaje: hubo una pasada inicial, porque en los aeródromos no controlados, la responsabilidad es de los pilotos para ver que la pista esté libre”, explicó.

Otro dato entregado por la autoridad es que el viaje originalmente tenía otra fecha. Sin embargo, éste se retrasó “por temas de agenda de nuestro amigo Felipe Camiroaga”.

En cuanto a las eventuales responsabilidades de la Fach en el accidente, el general consideró que puede ser factible revisar los protocolos de transporte de civiles en el futuro, pero aseguró que el día del accidente “lo que se hizo se hizo dentro de las normas”. Sin embargo, ratificó que hasta que finalicen las pesquisas “no se puede descartar una eventual responsabilidad de la Fach en este accidente”.

Por último, Larraechea destacó la experiencia de la teniente Fernández, comandante de la aeronave accidentada, y señaló que “estaba muy bien calificada. Voló varias veces a la isla este año”.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo