Estudiantes rechazan cronograma y el lunes presentarán contrapropuesta

Por

Dirigentes de los estudiantes chilenos rechazaron en la noche del jueves el cronograma de trabajo propuesto por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera con el fin de destrabar el conflicto estudiantil que se prolonga por más tres meses.

Después de más de 10 horas de debate en la ciudad de Talca, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) determinó exigir, entre otros puntos, que se suspenda la tramitación de los proyectos de ley sobre la educación que se debaten en el Congreso.

Tras la reunión del pasado sábado con el Mandatario, estudiantes y profesores recibieron el lunes de esta semana un plan del ministro de Educación, Felipe Bulnes, que contemplaba tres mesas de trabajo y un calendario de reuniones para este mes.

Los ejes de las mesas de diálogo, que debían funcionar desde el próximo lunes, son la financiación estudiantil e institucional, el fortalecimiento de la educación pública y los cambios constitucionales, pero antes, estudiantes y docentes tenían que someter esta propuesta a sus bases.

El jueves en la noche el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Giorgio Jackson, dijo en rueda de prensa que “es prioritario suspender la tramitación de los proyectos de ley relacionados con la educación que se han enviado al Parlamento para integrar las mesas de diálogo planteadas por el Ejecutivo”.

El dirigente precisó que la estructura de las mesas de trabajo deben tener como ejes principales aquellos temas “que hemos definido entre los más trascendentales, como es el lucro en la educación”.

Jackson destacó la “genuina disposición al diálogo y trabajo” de la Confech y precisó que lo que se le pide al Ejecutivo es “suelo fértil” y “sentido común”.

“Debemos asegurar a las familias chilenas la debida transparencia del proceso, comprendiendo que este movimiento es de alcance social”, destacó Jackson.

Los estudiantes se hallan en huelga desde mediados de mayo para exigir que el Gobierno central vuelva a administrar la educación primaria y secundaria, que se prohíba a las instituciones privadas lucrarse con la educación y que se garantice en la Constitución el derecho a una educación pública y de calidad.

En Chile, con 17 millones de habitantes, hay un millón de alumnos en la educación superior, incluidas universidades e institutos técnicos, pero esa amplia cobertura contrasta con las elevadas deudas que los jóvenes deben contraer para financiar sus estudios.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), Camila Vallejo, indicó esta noche que por el bien de la unidad nacional se debe terminar la represión policial contra los estudiantes.

El Colegio de Profesores que preside Jaime Gajardo había rechazado este miércoles la propuesta del Ejecutivo chileno.

Para el próximo lunes se espera que los dirigentes universitarios y docentes entreguen en La Moneda, sede del Ejecutivo, una contrapropuesta para seguir las conversaciones, lo que anula la posibilidad de que este viernes se reúnan con el Gobierno, como estaba previsto.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo