Columna de libros: "1899. Cuando los tiempos chocan”

Por Eduard Von Europa

Por

En esta novela gráfica, se explora en una ficción, es cierto, pues todos saben que Arturo Prat murió heroicamente, que la corbeta Esmeralda fue hundida en la bahía del puerto de Iquique por el Huáscar (el 21 de mayo de 1879), y que en definitiva, la Guerra del Pacífico derivó en varias violencias, tanto por parte de chilenos (como, por ejemplo, en los hechos que relata en sus crónicas el oficial chileno del Regimiento Aconcagua, Justo Abel Rosales), como por parte de peruanos en sus primeros planes, y luego, con ocasión de sus guerrillas contra las tropas chilenas de ocupación –que invadieron, e incluso, administraron Lima-. Sin embargo, esta literatura sobrepasa la visión histórica y emprende una investigación antropológica. De forma deliberada, se alteran los hechos históricos, y el espacio-tiempo, con el “que hubiera pasado si…”, en este caso, “si se hubiera descubierto un mineral prodigioso (metahulla), en la costa de Arauco para dar un salto tecnológico de 100 años y ser acaso, el país más poderoso del mundo”.

Los autores revelan aquello que permanece en lo subterráneo y radical, en el subconsciente colectivo de Chile; ideas, proyectos, sentimientos, emociones que pueden ser fantasías para algunos o puro goce estético de imágenes y textos, pero bien pueden ser señales consistentes de elementos que son constitutivos de un carácter propio de esta latitud, o de las ensoñaciones de algunos líderes negativos o de varios ciudadanos, y que de forma consciente nadie refiere, al menos en una conversación seria.

¿Qué les parece un Arturo Prat que destruye Lima de una vez y para siempre? ¿Qué impresión les deja que Chile sea modelo, garante y promotor de tecnología para el resto del mundo? ¿Qué sentimiento les deja saber que la esposa del héroe naval, Carmela Carvajal, se fue de amores en un submarino con un magnate loco y francés? ¿Se sentirán identificados , algunos, con la sed de destrucción y expansionismo de los belicosos chilenos, en esta ficción? ¿Qué sucede con los niños y las familias, a propósito de tantas brutalidades? ¿Hay alguna reflexión atingente respecto de un desarrollo tecnológico en menoscabo de un desarrollo emocional o espiritual? ¿Serán las guerras y el poderío militar, perspectivas y respuestas idóneas, para la convivencia entre diferentes naciones? El texto deja muchas preguntas abiertas, es un documento muy curioso.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo