Anciano intentó tragarse una bicicleta pero terminó en el hospital

Por

Hay situaciones que son insólitas, inéditas y otras que simplemente no se pueden creer… ¡pero que son verdad!

Como el caso del serbio Branko Crnogorac, quien intentó comerse una bicicleta, pero que terminó en una sala de operaciones de un hospital debido a la particular “hazaña”.

Según constata el sitio cronica.com.ar, el jubilado de 80 años intentó deglutir el rodado en tres días, pero tuvo que ser intervenido quirúrgicamente al atragantarse con uno de los pedales.

El ancieno es reconocido por su capacidad para comer todo tipo de objetos y en su vida ya ha digerido, entre otros “manjares”, 25 mil ampolletas, 12 mil discos de vinilo, 2 mil platos y 2 mil 600 cucharas.

“Casi me muero”, dijo Crnogorac cuando fue consultado por la prensa.

De acuerdo al sitio, la obsesión del hombre por comer objetos comenzó cuando un amigo le indicó que comiera arena para calmar un dolor de estómago.

Durante la cirugía, el equipo médico encontró en el estómago de Crnogorac dos kilos de artículos de ferretería y dos anillos de oro.

“Tras 20 años de comer de todo me he dado cuenta de que mi sistema digestivo no es tan fuerte como solía ser, así que he decidido retirarme”, determinó el avezado veterano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo