La tradicional manzana de regalo al profesor tiene un curioso origen

Por

Desde hace muchos años, en las series de televisión y en las películas los niños entregan un tradicional regalo a sus profesores: una manzana.

Esta tradición tiene un curioso origen y se remonta a los tiempos bíblicos de Adán y Eva. La manzana es la fruta que simboliza la fortaleza durante el aprendizaje y ha sido asociada con la educación desde hace siglos. El ejemplo más claro es que el árbol del conocimiento instalado en el Paraíso era una planta de manzano. Obviamente, esto no pasó desapercibido para los primeros cristianos, quienes comenzaron a considerarlo el fruto del saber, informa Live Gourmet

El acto mismo comenzó a tomar cuerpo en los años 1700, cuando las pobres familias de agricultores de Dinamarca y Suecia no tenían dinero para solventar la educación de sus hijos y, por eso, entregaban cestas llenas de manzanas a los maestros como forma de pago.

Sin embargo, debido a que dicha fruta se descomponía con rapidez, se optó por entregar sólo una. La práctica se extendió a los Estados Unidos y se afianzó en la década de 1920 con la crisis económica, pues para ayudar a los maestros se les entregaba manzanas.

Ante tal, se hizo conocido una frase: “Entregar una manzana al profesor siempre será un buen truco cuando no se sabe la lección de aritmética”. Con el tiempo hubo un descenso de la tradición pero, de todos modos, la manzana sigue siendo emblemática para los maestros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo