Padres de Maddie McCann: “La policía portuguesa nos presionó para que confesáramos”

Por

Garry y Kate McCann, los padres de Madeleine, la niña británica desaparecida en Portugal hace cuatro años, presentaron el libro “Madeleine”, escrito por la madre, donde se relatan detalles del caso que conmovió al mundo.

Antes, la pareja se presentó en el programa Espejo Público de la cadena Antena 3, dónde contaron en qué está la investigación.

“En la actualidad no sabemos dónde está ni quien la tiene. La investigación oficial está cerrada desde el año 2008. Desde entonces, la investigación ha corrido de nuestra cuenta. Lo más importante es que la Policía del Reino Unido ha decidido revisar toda la información del caso, algo que reclamábamos desde hace 4 años”, dijeron.

La hipótesis sobre la que todavía se mueve la familia de Madeleine McCann es el secuestro de la niña: “La forma en la que Kate se encontró la habitación al regresar, demuestra que la niña se la llevaron por la fuerza”, aseguró Jerry, el padre de Maddie.

El matrimonio se ha mostrado indignado ante la forma que les ha tratado tanto la policía portuguesa como los medios de comunicación. “Nos hemos dado cuenta de lo injusto que resulta el juicio paralelo que se hace a las personas, aunque no se tengan pruebas para hacerlo. Se ha intentado persuadir al mundo de que se ha matado a una niña inocente cuando no hay ninguna prueba para ello. El daño que todo esto ha hecho es increíble. La gente dice ‘ustedes son los padres que mataron a su hija’, es horroroso”, se lamentan los McCann.

Kate McCann ha reiterado que todas las acusaciones que se han vertido sobre ellos son falsas. “Ni les dimos medicinas, ni nos negamos a volver a Portugal para reconstruir el caso. El tal Amaral, el comisario que llevó la investigación en un primer momento, no solo fue apartado del caso, sino que ya había sido condenado antes por falsificar pruebas”, dice.

Jerry McCann es igualmente contundente, “nunca se nos acusó formalmente, se dio una estrategia por parte de alguien que estaba muy cerca de la investigación, por la que nos vendió a los medios como si fuéramos culpables. Lo importante es que el público no puede hacer un juicio por unas pequeñas informaciones sin contrastar. La policía portuguesa nos presionó para que confesáramos, esto era el tipo de presión a la que nos enfrentamos”, sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo