Crítica de discos por Ignacio Lira: Noel Gallagher y Adele

Por

Noel Gallagher: “Noel Gallagher’s High Flying Birds”
nota ▪▪▪▪▫

Durante el último concierto de Oasis en Chile (mayo del 2009) Noel Gallagher en camarines, consultado acerca del futuro de la banda, lanzó una profecía fallida: “Oasis no se va a acabar, porque yo soy Oasis”. No pasó mucho tiempo para que la banda se quebrara en dos facciones, una por cada hermano Gallagher, y empezara una competencia por quién llenaba mejor el vacío.

Beady Eye, con Liam a la cabeza, lanzó hace un rato la primera piedra, y hoy llega la respuesta del hermano mayor, que recupera algo de verdad en esa frase lanzada en Santiago: sin duda Oasis es Noel, y es en su disco en solitario “High Flying Birds” donde los huérfanos del grupo pueden encontrar la continuidad y los espacios comunes que no brindó Beady Eye en su debut.

Si pensamos que recién en el quinto disco de Oasis, “Heathen Chemistry”, Noel empezó a compartir labores compositivas, es fácil imaginarse porqué este álbum suena tanto a ellos (y de paso a sus influencias: los Beatles y los Kinks) en canciones como “If I Had a Gun”, o en los bellos arreglos de “Everybody’s On The Run”, el track °1. Hay buenos momentos en “High Flying Birds” con la rescatada “Stop The Clocks” y el single “The Death Of You And Me”. Hay también poco riesgo, apenas quizás en “AKA… What A Life” o “(Stranded On) The Wrong Beach”, que se desmarcan levemente del manual Gallagher.

Ahora, ¿será necesario arriesgarse cuando ya sabes lo que haces bien?

Noel, perro viejo y mañoso, se defiende de las críticas, dice no está para trucos nuevos. Este más que correcto vuelo individual, por ahora, le da la razón.

Adele: “19”
nota ▪▪▪▪▪

La explosión mediática de Adele llegó este 2011 con “21”, su segundo trabajo de estudio y serio candidato a disco del año. Y claro, junto con eso la fama, la figuración y lo que pasa cuando tus canciones aparecen hasta en comerciales de ropa. Pero lo que hoy es casi una obviedad -el talento de la inglesa es sencillamente impresionante- alguna vez fue una agradable sorpresa, con un debut lanzado hace 3 años, con menos ambición, pero igual calidad: “19”.

El éxito actual de la cantante motivó que en Chile se editara recientemente esta carta de presentación: con apenas 43 minutos en total, el disco es tan peque-ño como imprescindible, y alterna bellos tracks sólo con guitarra o piano como “Crazy For You” y “Hometown Glory”, y cuidados arreglos de jazz y soul en “Cold Shoulder” y “Chasing Pavements”, quizás el single más conocido de este álbum del 2008, que también incluye el cover de Bob Dylan “Make You Feel My Love”.

Cuesta creer que con apenas 19 años (de ahí el nombre del disco) Adele sacara a luz canciones tan conmovedoras, y con una voz tan avasalladora. Suena como una veterana consolidada. Era el principio de una historia que hoy se está haciendo más grande, y que para entender en su totalidad, tiene que necesariamente tener un repaso acá, en el origen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo