La máscara de "V de Vendetta" se transformó en ícono de las protestas en el mundo

Por BBC Mundo

En todo el mundo, incluido Chile, miles de personas protestan contra políticos, bancos e instituciones financieras.

Y a cualquier observador puede llamarle la atención un motivo que se repite: las estilizadas máscaras del revolucionario británico del siglo XVII Guy Fawkes, con su sonrisa, su bigote y su barba puntiaguda.
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, llegó a la protesta en Londres con una de esas máscaras. Se la tuvo que quitar ante la insistencia de la policía, según dicen.

Muchos piensan que los primeros en usarla fueron los hackers de Anonymous en 2008, durante una protesta contra la Cienciología y que desde entonces se ha extendido por los movimientos anticapitalistas.

Pero la máscara es en realidad la del protagonista de la película “V de Vendetta” (2006), un enigmático activista solitario que, en la novela gráfica en la que se basa, tiene al histórico personaje británico Guido Fawkes (1570-1606) como modelo en su lucha por terminar con el gobierno de un ficticio partido de inspiración fascistoide en el Reino Unido.

En el libro, V destruye el parlamento británico, algo en lo que Fawkes fracasó cuando lo intentó a principios del siglo XVII.

El creador

El dibujante británico David Lloyd es el responsable de la creación de la imagen original de la máscara para una viñeta escrita por Alan Moore.

Lloyd compara su uso por los manifestantes a la forma en que la archifamosa foto de Alberto Korda del revolucionario argentino Ernesto Che Guevera se convirtió en un icono de la juventud mundial.

“La máscara de Guido Fawkes se ha convertido en una marca de la protesta contra la tiranía, y esto feliz de ver a la gente usarla, parece algo único, un icono de la cultura popular que se usa así”, comenta.

Un curioso Lloyd vistió la protesta Occupy Wall Street en el parque Zuccotti de Nueva York para ver a quienes usaban su máscara.

“Mi impresión es que Anonymous necesitaba una imagen polivalente que les sirviera tanto para ocultar su identidad como para simbolizar que defienden el individualismo. V de Vendetta es una historia sobre alguien solo contra el sistema”.

La película termina con la imagen de una multitud de habitantes de Londres, todos vestidos con la máscara, desarmados y marchando hacia el parlamento.

Esa es la imagen de una identificación colectiva y simultáneo anonimato a la que se sumaron tanto Anonymous y otros grupos, opina Rich Johnston, comentarista del mundo del cómic.
La extendida adopción de las máscaras fue más una reacción provocada por la película que por el libro, defiende.

“El libro es sobre un hombre que acaba con el Estado, pero la película incluye una escena sobre una multitud que se opone a una corporación sin rostro”, comenta.

“Las máscaras fueron útiles en la protesta contra la Cienciología porque evitó que los individuos fueran reconocidos”, apunta.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo