5 secretos para crear una app exitosa

Por

A medida que los dispositivos móviles como smartphones o tablets invaden la vida del ser humano, va surgiendo un nuevo mercado destinado a “vestir” estos artefactos con aplicaciones o apps con el fin de personalizarlos y potenciarlos.

Y ya son muchos los que se han atrevido a emprender y a crear sus propias aplicaciones, sin embargo también existen muchos que aun creyendo tener la “app ideal”, carecen de la experiencia o ese “empujón” necesario para materializar su idea.

El medio británico BBC recopiló los consejos de profesionales y expertos del mundo tecnológico para entregar los cinco “secretos” para que todo aquel que quiera crear una app no falle en el intento.

1. Tener una idea clara
Es importante comenzar el proceso de diseño de una app con una idea clara de su funcionalidad.
De acuerdo con Nicolás Amarelle, programador de la empresa uruguaya CodigoDelSur, entre los aspectos que hay que tomar en cuento para que una aplicación sea exitosa es que “debe ser una buena idea, original, atractiva y debe estar bien implementada, sin errores”.

Es también importante investigar qué hay en el mercado de las apps. “Primero que todo se busca un nicho poco explorado, posteriormente se desarrolla la idea, la mejor forma de llevarla a cabo es por medio de algún bosquejo o mapa de navegación”, le dijo a BBC Mundo Fernando Soto, fundador y gerente de Suika, empresa chilena que ha creado 44 aplicaciones para dispositivos móviles.

2. Conocer el dispositivo
Para el profesor de la UNAM, Jorge Valeriano, una de las clave a la hora de desarrollar una app es “conocer la plataforma hardware y software del dispositivo móvil”. No se puede incurrir en el error de hacer una app teniendo en mente una computadora.

“La diferencia principal con el desarrollo de aplicaciones de escritorio es que los dispositivos móviles por el momento cuentan con recursos más limitados que los PC de escritorio, menos memoria, menos lugar de almacenamiento, menos capacidad de procesamiento. Por lo tanto, necesitan de un buen diseño como para asegurar la optimizaron de los recursos al máximo”, señaló Amarelle.

Jiménez, desde Colombia, explicó que los teléfonos inteligentes y las tabletas tienen funciones diferentes como sensores tipo GPS, acelerómetros, brújulas, luces.

“El reto más grande para los programadores es más que aprender muchas plataformas de desarrollo, es tener mucha iniciativa e imaginación para aprovecharlas y para no hacer aplicaciones de escritorio que las metes en un celular o para no hacer aplicaciones web que las llevas a un celular”, indicó la docente.

3. Escoger la plataforma
Las aplicaciones para dispositivos móviles se pueden hacer para los sistemas operativos iOS y Android.
CodigoDelSur, por ejemplo, desarrolla aplicaciones para la plataforma iOS que corre en iPhone, iPod touch y iPad. Para ello, utiliza el lenguaje de programación Objective C, que es especifico para dicha plataforma.

“Las principales diferencias radican en los elementos con los cuales se trabaja, por ejemplo, iOS es mucho más estable como sistema operativo debido a que el uso de memoria está mejor trabajada. Eso genera que las aplicaciones no se ‘caigan’, lo que en Android sucede más seguido”, explicó Soto a BBC Mundo.

“Por otro lado, en Android es mucho más fácil publicar o subir aplicaciones al Android Market, puesto que pasa por menos revisiones, lo contrario sucede con Apple que al recibir la aplicación pasa por una serie de revisiones que pueden ser protestadas o no permitidas. Ello ha generado que sean miles las aplicaciones aceptadas por Android y que su mercado esté tan grande y en expansión aún”, añade el especialista.

Si quiere desarrollar aplicaciones para el iPhone o el iPad, es necesario tener un computador Apple.
“Hay que afiliarse como desarrollador en www.apple.com y pagar una cuota anual de US$99 (alrededor de 50 mil pesos)”, le señaló a BBC Mundo Ricardo Arguello, programador de la compañía Word Magic, que tiene sus oficinas de desarrollo en San José, Costa Rica, y su sede en Houston, EEUU.

“El proceso de desarrollar apps para iPhone o iPad no estan sencillo, ya que Apple tiene estrictas medidas de calidad y guías de aceptación. Muchas apps son rechazadas diariamente porque no cumplen con los lineamientos de la empresa”, indicó Arguello.

4. Diseñar una interfaz amigable
Los expertos que consultamos señalaron que la interfaz de la app es uno de los elementos más importantes del software.

Para Amarelle, cuya empresa ha desarrollado más de 15 aplicaciones para dispositivos móviles, la aplicación debe ser “agradable visualmente”.

“(El secreto) número uno podríamos decir que es la amigabilidad de la interfaz: mostrar los resultados con el mínimo posible de clics o toques y que ello sea intuitivo”, indicó Arguello desde Costa Rica.

En Chile, Soto comparte esa opinión: “El principal secreto, para nosotros, tiene que ver con la simplicidad. Una aplicación debe ser amigable y tener una interfaz gráfica simple, fácil de entender. Creemos que el usuario busca satisfacer una necesidad (…) y muchas veces tiene poco tiempo”.

5. Crear una estrategia de mercado
De acuerdo con Arguello, una vez que Apple ha aceptado una app en su tienda, se despeja el camino para que los usuarios la puedan comprar, descargar y utilizar.

“Lo ideal es lograr que Apple la escoja como una app destacada en alguna de sus categorías, para así tener mayor exposición”, dice.

“Existen varios sitios a los cuales se puede enviar la aplicación para revisión y si es una aplicación que vale la pena mencionar, podría recibir una buena crítica y hacer que más personas la compren”, señaló Arguello.

De acuerdo con el programador uruguayo Amarelle, el marketing es una parte del proceso al que no se le suele prestar mucha atención.

“En general existe la creencia de que con una buena idea para una aplicación alcanza para que esta sea exitosa, y esto está muy lejos de ser realidad hoy por hoy. Con cientos de miles de aplicaciones en el mercado, con tener una buena aplicación ya no alcanza, hay que hacerla conocer”, dijo Amarelle.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo