Hinzpeter acusa que la oposición hace "bullying"

Por

El ministrodel Interior, Rodrigo Hinzpeter, aseguró que el Gobierno investigará “con decisión” los últimos ataques con bombas artesanales que se han registrado en Santiago, pese al que denominó “bullying” que realiza, en su opinión, la oposición.

Un artefacto explosivo detonó en la madrugada del martes pasado en el frontis del diario La Tercera, del Grupo Copesa, destruyendo varios ventanales, pero sin ocasionar desgracias personales.

La semana pasada, otro artefacto fue instalado en la Catedral  de Santiago, aunque la bomba alcanzó a ser desactivada por miembros especialistas de carabineros.

Pese a que nadie se ha atribuido la autoría de estos ataques, Hinzpeter insinuó que están relacionados con el llamado “caso bombas”.

Éste se refiere a la colocación por parte de presuntos grupos de anarquistas de varias decenas de artefactos explosivos artesanales frente a empresas, bancos, iglesias y edificios públicos desde el año 2006.

Hinzpeter consideró que la colocación de los dos últimos artefactos constituye “un hecho criminal”, aunque algunos sectores de la izquierda lo consideren “como una sana forma de protesta juvenil”.

“No quiero que en 10 años más tengamos un movimiento anarquista como han tenido países como España, Italia o países latinoamericanos como Colombia, que han causado muchos muertos. Han puesto bombas en colegios, en jardines infantiles, en iglesias”, dijo Hinzpeter en declaraciones a Radio Agricultura.

“Eso no lo quiero para Chile y en ese sentido voy a enfrentar esta cuestión con decisión, a pesar del ‘bullying’ (acoso, intimidación) de la izquierda que me hace y le hace al Gobierno y a todos los que luchamos contra esto permanentemente”, añadió.

El titular de Interior dijo además que la investigación del Ministerio Público seguirá adelante a pesar de las acusaciones de montaje en las pesquisas de este caso.

La investigación judicial del “caso bombas” acabó con el sobreseimiento definitivo de los imputados, todos vinculados a grupos anarquistas a los que se acusaba de asociación ilícita terrorista.

Estas explosiones han causado un fallecido, un joven anarquista que murió en 2009 al estallar una bomba que transportaba, mientras que el pasado junio otro joven también anarquista perdió una mano y varios dedos de la otra cuando explotó prematuramente un artefacto que pretendía instalar en una sucursal bancaria

Hinzpeter aseguró que los responsables de estos ataques forman parte de un movimiento “antisistémico, violento y de izquierda” que está dispuesto “a que mueran chilenos”.

El ministro agregó que al margen de que sea “o no terrorismo” tiene implicaciones de distinta índole, “pero es un tema que no es para mirar por encima del hombro”, agregó Hinzpeter. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo