Crítica de discos por Ignacio Lira: Jazzimodo y U2

Por

Jazzimodo:
“Cortar y pegar”
nota ▪▪▪▪▫

La voz de Paz Court tiene un encanto particular, además de quedarse en la cabeza mucho rato. Fresca, a veces inocente y otras seductora, la aventajada cantante de Jazzimodo se luce aún más en el segundo disco
de la agrupación, “Cortar y Pegar”.
Tras un exitoso debut el 2008 con su homónimo y el hit radial “Caramelo”, las agradables sospechas de entonces se confirman: Jazzimodo está entre lo más destacado del nuevo pop chileno y, de paso, como uno de los lanzamientos nacionales del momento, en un último trimestre que se ha vuelto muy activo, con estrenos de Ana Tijoux, Denisse Malebrán, Álex Anwandter, Quique Neira, Fernando Milagros y Astro.
“Cortar y Pegar” es un disco muy acorde a la temperatura ambiente: luminoso y alegre desde el primer single, “Castillos en el Aire”, se deja escuchar con una cadencia agradable, liviana. A veces jazz, a veces bossa, a veces soul, el sonido de Jazzimodo gana puntos con sus invitados: la guitarra de Ángel Parra en “Pelota”, DJ Caso en los scratches de “Como Fue” y Tea Time rimando en la elegantísima “Jazzinine” están entre lo mejor del álbum.
Hay que hacerle caso a la penúltima canción del disco, “Dejarte Llevar”, y perderse en los elaborados paisajes de Jazzimodo, que ofrecen un trabajo redondito, tan recomendable y placentero como salir a caminar cualquiera de estas tardes de noviembre.

U2: “Achtung baby” (reedición)
nota ▪▪▪▪▪
Hace algunos días corría en Twitter un hashtag popular llamado #discosperfectos. Sirvió para que cada quien defendiera sus gustos musicales, desde Pink Floyd a Sin Bandera. Pero, subjetividades aparte, una categorización seria de discos “perfectos”, seguro tendría que incluir este disco lanzado originalmente en 1991.
Con motivo de sus 20 años (que se cumplen oficialmente el 19 de noviembre), U2 relanza “Achtung Baby” en diversos formatos, que va desde la reedición simple a una que incluye 6 discos de material extra. Más allá de los lujos, la excusa es buena para devolver al mapa un punto de inflexión en la carrera de los irlandeses. No era fácil sacarse de encima las alabanzas a “The Joshua Tree”, la fría recepción a “Rattle And Hum” y menos aún la cómoda etiqueta de creadores de himnos.
U2 ya era lo suficientemente grande terminados los 80. Fueron por más cuando ya tenían un lugar en la historia. He ahí el valor de “Achtung Baby”, cambiar de década con un salto cualitativo, beber con astucia de las influencias de ese momento, como el industrial y el rock alternativo, y apostar al número correcto.
Desde la ruptura inicial en “Zoo Station” a “The Fly” y hasta en la esperanza teñida de amargura en “One”, Bono y compañía trataron de sonar más oscuros y sucios, y terminaron sacando a luz uno de los trabajos más brillantes de su carrera, y de los ’90.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo